Publicidad

Así fue la increíble operación de Mila, la perra que nació con 6 patas, 3 orejas… (Vídeo)

perra mila nacio con 6 patas dog-wow

Mila nació con 6 patas, 3 orejas...

© YouTube @MON ANIMAL TV

Compartimos contigo la historia de una perrita que nació con unas características únicas y tuvo que ser intervenida en el hospital francés, Frégis.

Por Vanessa Parapar

Publicado el 1/7/21 12:28

Mila es una perra que nació en La Reunión, un departamento francés situado en el océano Índico, en enero de 2021.

A la cachorra, que actualmente tiene seis meses de vida, se la conoce como un Borbón Real. Este apelativo no se debe a una raza de perro concreta sino al nombre que se da a los canes nativos de la isla francesa. ¿La razón? El antiguo nombre de la isla era Isla Borbón. 

Mila, una perra muy especial

Mila tuvo una llegada al mundo un tanto desgraciada. Sus comienzos no fueron fáciles debido a varias anomalías genéticas. Sin embargo, su mamá nunca la dejó a un lado. 

Mamá perra amamantó a Mila a pesar de las peculiaridades de la cachorra. Un poco de luz comenzaba a asomarse en esta vida tan oscura. 

Pero eso no fue lo único bueno que le sucedió a Mila. La asociación protectora de animales Sauve ton Bourbon se hizo cargo de la perrita desde el momento en que conocieron su caso y lucharon durante muchos meses para mejorar su complicado estado de salud. 

Mila nació con una condición, según el testimonio de la asociación, similar a la de los gemelos siameses: 

  • 6 patas.
  • 3 orejas.
  • 2 intestinos.
  • 2 anos.

Los voluntarios de Sauve ton Bourbon removieron cielo y tierra hasta conseguir una repatriación urgente a Francia peninsular y poder operarla en la mayor clínica veterinaria del país galo, Frégis.

Una operación quirúrgica de película

El equipo de la clínica veterinaria, situada cerca de París, llevó a cabo una operación única en el mundo. Según los encargados de llevarla a cabo ''de las que no se realizan todos los días!''

Para operar a Mila se necesitaron dos anestesistas y tres cirujanos. Como explicó el veterinario Cyrill Poncet, la operación, que duró más de cinco horas, no tuvo ninguna complicación y se desarrolló sin problemas.

Una hora y media después de la operación, Mila, que también ha sido castrada, ha vuelto a caminar, esta vez a cuatro patas, ¡para alegría y satisfacción de todos!

Ahora ya está de vuelta con su familia sonriendo sin cesar a su nueva vida. ¡Te deseamos lo mejor pequeña!