Publicidad

Su labradoodle se está muriendo: roto de dolor, su dueño le regala algo muy especial

labradoodle con mirada triste dog-sad

Labradoodle sobre su manta 

© Shutterstock sophiecat

Monty, el labradoodle de 10 años que protagoniza esta historia, llevaba 18 meses sufriendo leucemia. Antes de decirle adiós, su dueño le hizo el mejor regalo de su vida (pero también el más triste).
 

Por Vanessa Parapar

Publicado el , Actualizado el

Carlos Fresco quería concederle a su labradoodle de 10 años, Monty, un último deseo. Desde que se conocieron; este dúo se volvió adicto a las excursiones, sobre todo Monty que disfrutaba conquistando colinas. 

Así que Carlos decidió hacerle un regalo muy especial a su perro y llevarlo a su montaña favorita situada en Brecon, Gales. Pero debido al estado de salud del can, que llevaba meses sufriendo leucemia, la expedición, que tuvo lugar en julio del año pasado, se presentaba complicada. 

Una carretilla muy cómoda

Horas antes de emprender el viaje, Carlos comprobó que Monty ya estaba muy débil y no sería capaz de caminar hasta la cima por sus propias patas. Ante lo cual tuvo una idea brillante: construirle un nido. 

Sobre una carretilla puso algunas mantas suaves y después instaló a Monty, acompañado por su peluche preferido, en su cama portátil para que desde su 'trono' disfrutase de las vistas de su paisaje favorito. 

Una caminata inolvidable para ambos

A pesar de la debilidad de Monty, el perro no le quitaba ojo ni al paraje ni a los excursionistas que se cruzaban con él en la montaña. Estaba atento como siempre, resaltó su dueño en su página de Facebook. 

A lo que añadió que los transeúntes se alegraban mucho de verlo disfrutar del aire fresco y del paisaje, pero también se entristecían al comprobar que estaba frágil.

El final más triste del mundo

Monty falleció a los pies de la cama de su amo días más tarde. Eso sí, tras pasar junto a su amado humano el Día del Padre (el pasado 20 de junio de 2021).

Carlos está muy agradecido por haber podido compartir 10 años de su vida con su valiente perro (así es como él lo califica). Estamos seguros que Monty no ha dejado de cuidar de su dueño ni un segundo desde el cielo de los perros. 

 

También te puede gustar: 

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar