Publicidad

Lo tiñen y lo venden como si fuera un golden retriever en León, pero era un pitbull negro atigrado

cachorro de golden retriever en una caja de carton dog-wow

Cachorro de golden retriever dentro de una caja de cartón

© Shutterstock Piyawat Nandeenopparit

La asociación de Ponferrada, Peludines sin suerte, denuncia los hechos y advierte sobre una presunta red de venta fraudulenta de perros en las provincias de León y Lugo. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el 25/11/21 7:30

La asociación protectora de animales, Peludines Sin Suerte, de Ponferrada ha denunciado a través de sus redes sociales una supuesta trama de maltrato y venta fraudulenta de perros en las provincias de León y Lugo. 

Los voluntarios dieron la voz de alarma cuando conocieron el caso de un pitbull negro atigrado vendido como si se tratase de un golden retriever. 

''En uno de los casos, vendían un supuesto cachorro de golden retriever dorado, al que le habían decolorado y teñido el pelo y resultó ser un pitbull negro atigrado. Sobrevivió al parvovirus, pero tuvo problemas en la piel por la decoloración'', señalan. 

Tras dar a conocer el suceso, varias víctimas del fraude contaron sus testimonios para intentar frenar el comercio ilegal y el maltrato animal de perros en las provincias citadas anteriormente. 

Venta fraudulenta de cachorros

Los supuestos estafadores actúan en la comarca de Valderorras y en distintas zonas de León y Lugo. Y lo hacen de la siguiente manera: ''los presuntos timadores recogen todos los perros que la gente regala a través de Internet cuando el dueño no los puede atender. Una vez que tienen los perros en su poder, anuncian su venta a través de Internet señalando que son perros de raza''. 

''Llegan a teñirlos con tinte humano para provocar el engaño''.

Estas informaciones han sido publicadas hace escasos días en el medio digital Somos Comarca y amplían el conocimiento de la protectora. 

Lo peor de todo, según palabras de ciertos voluntarios, es que los supuestos delincuentes hacinan a los perros sin ningún tipo de higiene ni cuidados; lo que provoca que los cachorros contraigan enfermedades como el parvovirus. 

Una vez el comprador acude al lugar en el que ha sido citado para recoger al animal, el intercambio se realiza muy rápido y no hay tiempo de comprobar que el cachorro se encuentra en condiciones de salud óptimas. ''Le dan el perro en brazos por lo que el comprador no se da cuenta de lo sucedido hasta horas más tarde, cuando observa que el perro está enfermo. En muchos casos, los cachorros acaban muriendo'', asegura una de las fuentes.

Con estas denuncias, la protectora quiere lanzar un mensaje de aviso para evitar fraudes de este tipo a la par que conciencia sobre la adopción. ''Con la cantidad de perros que necesitan una familia, por qué arriesgarse a comprar un cachorro a través de Internet sin conocer su historia ni las condiciones de salud en las que vive''.