Publicidad

Alberto y su perro guía: una historia de superación en las calles de Teruel

alberto con su perro guia xabat dog-happy

Alberto junto a su perro guía Xabat

© RTVE

Su perro guía, que responde al nombre de Xabat, permite a Alberto hacer una vida normal tras un accidente que le arrebató su independencia.

Por Vanessa Parapar

Publicado el , Actualizado el

 

La historia de Alberto Villalba y su perro Xabat está conquistado los corazones de millones de españoles desde que RTVE la sacase a la luz. 

Alberto, siguiendo siempre su testimonio publicado por el medio citado anteriormente, es el primer ciego del mundo sin brazos que ha recuperado su independencia gracias a su perro guía. El animal, bautizado como Xabat, se ha convertido en sus ojos y en su bastón, y juntos están superando obstáculos y devorando el mundo. 

Gracias a Xabat, Alberto ha conseguido volver a ser autónomo. 

Un accidente fortuito 

Hace ocho años, Alberto sufrió un accidente mientras limpiaba su garaje con su padre en el año 2013: una granada de la Guerra Civil (1936-1939) explotó y le arrebató su independencia con tan solo 21 años. 

Las secuelas del accidente fueron muy duras para este joven de Teruel que perdió los brazos y la vista, dejándole impedido para realizar las tareas cotidianas y llevar una vida normal. 

Pero gracias a Xabat, la vida de Alberto cambió para siempre. Su perro guía le ayudó a recuperar su ansiada libertad, a ser más independiente y a mirar al futuro con otros ojos. 

''La libertad, la independencia, el poder ir a los sitios yo solo. Hasta ahora tenía que ir acompañado'', aseguró el joven a RTVE. 

Xabat, un perro guía único

Xabat y Alberto son especiales. El primero por ser el único perro guía del mundo que ayuda a caminar a una persona ciega y sin brazos. Y el segundo por llevar un sistema de arneses y correas para moverse sin bastón junto a su compañero peludo, recuperando así su autonomía. En todo el planeta, solo Alberto disfruta de esta tecnología. 

"Pasar de la luz a la oscuridad total es difícil de llevar", subrayó el joven. 

Alberto se mueve con un silbato, un móvil con aplicaciones de voz, un mando para la casa y otro para los semáforos. Una domótica que fue implementando a su vida poco a poco y con la ayuda de su novia, Beatriz. 

Además, el joven lleva una prótesis en un brazo para guiar a Xabat tanto dentro como fuera de la casa. 

Alberto y Xabat se han convertido en un tándem indestructible capaz de superar barreras y ganar batallas. Aunque, según cuenta el joven, los comienzos no fueron fáciles: ''Al principio no me fiaba de él, ahora quiero que me acompañe a hacer el Camino de Santiago.''

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar