Publicidad

Una jueza de Asturias impide entregar a un perro a su primer propietario porque ya tiene otra familia

jueza dictando sentencia dog-happy

Imagen de ilustración: Jueza dictando sentencia

© Shutterstock Ri luck

Un juzgado de Oviedo ha sido el primero de toda España en considerar a un perro como ''ser sintiente''. La aplicación del nuevo artículo del Código Civil impide al animal regresar junto a su primer propietario que lo dejó en casa de una amiga durante años. 

 

Por Vanessa Parapar

Publicado el , Actualizado el

Desde el pasado 5 de enero de 2022, los animales ya no pueden ser considerados como cosas, ellos son ''seres sintientes''. Un término, utilizado en la legislación, que supone un cambio importante en el trato dado a las mascotas puesto que pasan a tenerse en cuenta como un miembro más de la familia a nivel legal. 

Este cambio legal ya empieza a provocar los primeros efectos en los tribunales, un juzgado de Oviedo (Asturias) ha sido el primero en considerar a un perro como ''ser sintiente'' en un procedimiento judicial. 

El pasado 20 de enero, según informaciones publicadas en La Voz De Asturias, una jueza ha impedido que la dueña actual del animal se lo entregue al propietario anterior al valorarlo como un ser vivo con sentimientos. 

''Mi clienta y el perro son una familia.''

El juzgado número 11 ha sido el primero de España en aplicar la nueva reforma del Código Civil (denominada como ley de Bienestar Animal), al dictar un auto que evita que un perro se separe de la persona que lo cuida durante cuatro años. 

Una disputa entre amigos

El auto pretende solucionar una disputa entre dos amigos que comenzó hace cuatros años, cuando el dueño del perro le pidió a su amiga que se hiciese cargo de él porque se mudaba fuera de España. Ella aceptó y se hizo cargo del animal durante todo ese tiempo. 

Años más tarde, el primer tutor del perro regresó y le pidió que le devolviese a su mascota, pero la mujer se negó en rotundo. Lo que desencadenó que el asunto se resolviese por la vía penal. Aunque el primer dueño del perro tuvo que acudir a la vía civil, ante un primer revés de la Justicia. 

La jueza encargada del caso impide ahora a la cuidadora actual que entregue al animal a su primer dueño puesto que es un ser vivo con sentimientos. Y en el escrito se citan textualmente las alegaciones de María Girona, abogada de la Asociación Apadevi que se encarga de la defensa de la demandada: 

''No estamos ante la entrega de una cosa sino de un animal. El eventual daño que se le pueda causar al animal por el cambio de entorno no puede ser enmendado ni compensado.''

El proceso no es reciente. El caso se resolvió a finales del 2021 dándole la razón al primer dueño del perro y obligando a su cuidadora a entregar al animal, contra el que se ha interpuesto un recurso ante la Audiencia Provincial de Oviedo.

La mujer pidió ayuda a la Asociación Apadevi tras recibir la orden judicial de entregar su mascota, a la que cuida durante años. 

Al negarse a entregar al perro y apelar, el auto del Juzgado número 11 pretende solucionar el caso apoyándose en el nuevo artículo del Código Civil enmarcado en la ley de Bienestar Animal. 

''Mi clienta y el perro son una familia. Con esa decisión los dos van a sufrir. Por el momento estamos muy contentos porque puede sentar un importante precedente'', argumenta la letrada. 

 

Como hechos probados, la jueza tiene en cuenta que el anterior propietario del perro apenas tuvo contacto con él en los últimos años. ''Su anterior dueño solo se preocupó los primeros meses del perro, fue mi clienta la que se ocupó de él todos estos años dándole los cuidados que necesitaba'', afirma la defensa.

No obstante, a este fallo aún le queda recorrido judicial. La Audiencia Provincial será la que tenga la última palabra y decidirá con quién se queda el perro. Aunque las consideraciones de la magistrada  son muy positivas y pueden sentar un precedente en la legislación española.

''Tenemos la esperanza de que falle a nuestro favor y esto termine'', apunta la abogada.

Sea como fuere, el proceso asturiano es el primero en aplicar el nuevo artículo del Código Civil señalando que un animal, al igual que ocurre con cualquier otro miembro de la familia, puede sufrir ante cambios significativos como alejarlo de su hogar y/o de sus seres queridos. 

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar