Publicidad

Le pone comida a un perrito de la calle: cuando vuelve al día siguiente se le cae el alma a los pies

comedero y bebedero perro vacio dog-sad

Imagen de un comedero y bebedero vacío

© Facebook Begoña Raposo Palomeque

El corazón de la mujer se partió en mil pedazos cuando al día siguiente volvió a visitar al perro callejero. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el , Actualizado el

El pasado 24 de abril una mujer de nombre Begoña Raposo compartió en el grupo de Facebook, Miembro de Animales perdidos Sanlúcar de Barrameda, la triste historia de un perro que vagaba por las calles de esta localidad andaluza. 

Según el testimonio de Begoña, ella misma encontró al cánido triste, solo y un tanto asustado. La mujer, amante de los animales, hizo todo lo que estaba en su mano para cuidar del perro y ponerle en bandeja la segunda oportunidad que tanto merecía obtener. Sin embargo, un duro golpe del destino apartó al can del camino de Begoña. 

Comida, agua y casa

''¿Alguien lo conoce? Es un perro muy bueno, yo solo le he podido dejar bastante comida y agua'', aseguraba Begoña en las redes sociales con la intención de dar visibilidad al animal y descubrir si su familia lo estaba buscando. 

Algunos comentarios recibidos sobre el post apuntaban a que un perro similiar había desaparecido en la zona mientras que otros señalaban, literal, ''la aberración que supone un abandono''. 

Sea como fuere, la mujer estaba dispuesta a cuidar del animal hasta que alguien se pronunciara. Por ello, le llevó comida, agua y le puso una caja con una tela para que durmiese tapado. ''También le he puesto una pipeta porque el pobre no para de rascarse'', aseguró la mujer. 

''¡Alguien que se apiade de él y que lo quite de la calle. Es muy bueno'', 'pedía' Begoña a gritos en el grupo de Facebook donde dio a conocer la situación. 

Un triste final 

Tras varios días cuidando y vigilando al perro, Begoña pasó por algo terrible. La mujer había avisado a una pequeña protectora de la zona para que fuesen a recogerlo y llevarlo a un lugar alejado de los peligros de la calle, pero cuando los voluntarios llegaron al lugar... ¡el perro ya no estaba! 

La zona que Begoña había habilitado para darle de comer y de beber, la misma en la que el can dormía, se encontraba vacía. Ni rastro del animal. Ante esa situación, la mujer alzó su voz en las redes. Necesitaba respuestas: 

''Desde aquí pido que si alguien se ha llevado al perro que lo diga. El perro iba a ser recogido por una protectora que lo llevaría al veterinario y después a una residencia para que fuera adoptado... Si alguien lo ha cogido porque le daba pena verlo en la calle se lo agradezco pero que sepa que tenerlo le va a suponer muchos gastos para tenerlo en condiciones...''

A lo que añadió: ''Si la persona que se lo llevó no puede hacerse cargo de él que lo entregue a Una Pequeña Odisea (la protectora). No lo dejéis en un campo solo y sin el cariño de nadie''. 

Un mensaje desesperado que tiene como objetivo dar con el paradero del perro y descubrir en qué condiciones se encuentra.

Si vives en la zona de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y sabes algo del animal, deja tu mensaje aquí. 

Si tú también quieres colaborar con la causa animal, ¡visita nuestra sección de adopción! ¡Decenas de perros esperan su segunda oportunidad!
 
Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar