Publicidad

Pasea a su pastor belga cuando siente una mandíbula en el hombro: ¡empieza gritar!

perrito paseando por el campo dog-wow

pastor belga en un río

 
© Instagram @eva_the_mal

Erin Wilson, de 24 años, y su pastor belga de 2 años, Eva, estaban paseando cerca del río Trinity cuando ocurrió la tragedia.

 
Por Vanessa Parapar

Publicado el , Actualizado el

El pasado lunes 16 de mayo una mujer paseaba a su perra en el norte de California poco después de las 3 de la tarde. A priori la marcha iba a ser como todas: tranquila y en plena naturaleza. Sin embargo, algo cambió el rumbo de la historia. 

Un ataque muy raro

Erin Wilson, la propietaria del animal, se detuvo en el arcén de la autopista para pasear junto al río Trinity con su perra, de raza pastor belga, llamada Eva.

De repente, un puma se abalanzó sobre Erin por detrás, clavándole las garras en el hombro izquierdo. Inmediatamente; la mujer gritó y su animal de compañía hizo todo lo que estaba 'en sus patas' para ayudarla.

Sin dudarlo un momento, la perra saltó sobre el puma. No tuvo miedo de luchar contra él. Desafortunadamente, la pastora belga no salió muy bien parada.

El puma le mordió la cabeza a Eva y no la soltó. Visto lo visto, la propietaria de la perra comenzó a lanzarle piedras. Un acto reflejo con el que pretendía que el animal soltase a su mascota. Pero el puma no la dejó ni un segundo.

Con el corazón en un puño, Erin no tuvo más remedio que ir a buscar ayuda cerca de la autopista, dejando a su perra sola con el puma durante un rato. 

¡Ayuda!

Sharon Houston, una mujer que vive en la zona, encontró a Erin desesperada. La mujer le explicó la situación y ambas fueron a enfrentarse al puma. 

''Sharon cogió un tubo de PVC y un pequeño bote de gas pimienta y corrió a ayudar'', aseguró Erin en su cuenta de Instagram. 

Sharon y Erin lucharon sin cesar contra el puma que se negaba a dejar a la perra. No obstante, el único segundo en que el puma se relajó y soltó a Eva, Sharon sacó el spray de pimienta hasta que el animal retrocedió. 

Sin un minuto que perder, Erin llevó a su perra al veterinario y logró recuperarse tras varias semanas de cuidados intensivos. Desafortunadamente, tiempo después, la perra tuvo convulsiones y entró en coma. Murió el 8 de junio de 2022

Los investigadores tomaron muestras de ADN de la propietaria y de la perra con el objetivo de capturar al puma. Los funcionarios de fauna silvestre de la zona utilizarán el ADN para confirmar si se trata del mismo animal.

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar