Publicidad

Veterinarios ingleses abandonan sus clínicas por el acoso de unos dueños malcontentos

perro en brazos del veterinario dog-cat-serious

Perro en brazos del veterinario

© Shutterstock v-svirido

La British Veterinary Association (BVA) 'da un golpe sobre la mesa' para frenar el acoso que ciertos de sus miembros reciben por parte de algunos propietarios de animales.

Por Águeda S. Lastra

Publicado el

Los veterinarios de Reino Unido están hartos, según palabras de diversos portavoces de la British Veterinary Association (BVA), la misma asociación que insta de los propietarios de animales de compañía a reflexionar antes de actuar. 

A tenor de informaciones expresadas por miembros de la organización inglesa, decenas de veterinarios reciben acoso diario por parte de los tutores de las mascotas. 

Renuncian a su trabajo

En una encuenta publicada en 2021, el 57% de los veterinarios se habían sentido intimidados por el lenguaje o el comportamiento de sus clientes en el último año. Una tasa que se ha disparado un 10% en el espacio de dos años.

Como reveló el periódico Mirror, el acoso -tanto online como físico- de algunos clientes está llevando incluso a los veterinarios a abandonar sus consultas. Y el mismo medio aseguró, tras hablar con los afectados, lo siguiente:

''Estas interrupciones de la carrera profesional podrían repercutir en una posible crisis del sector''.
 

''Una presión sin precedentes''

La presidenta de la BVA, Justine Shotton, aseguró que es simplemente inaceptable que su trabajo se vea dificultado por el abuso de los clientes, ya sea a través de Internet o en persona. 

''... Es inaceptable hacer pasar al personal veterinario por estas frustaciones.''

Y añadió: "Somos muy conscientes de que una visita al veterinario puede ser un momento de ansiedad e incertidumbre para los propietarios de mascotas, sobre todo cuando el pronóstico es malo o el tratamiento necesario es caro, pero es absolutamente inaceptable hacer pasar al personal veterinario por estas frustraciones."

Aparte del acoso, los veterinario británicos se han enfrentado a presiones sin precedentes debido al impacto del Brexit, el covid y al auge del número de propietarios de mascotas en todo el país. 

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar