Publicidad

Pareja adopta a un pitbull con cáncer: lo que hacen con él parte el corazón de toda la humanidad

mujer abrazando a su pitbull con cancer dog-sad

Mujer abrazando a su pitbull

© YouTube Sarah Lauch

Una pareja adoptó a un perro con cáncer en fase terminal e hizo de sus últimos meses la época más feliz de su vida. Una historia que ha hecho llorar a miles de personas. 

Por Águeda S. Lastra

Publicado el

Cuando Sarah Lauch y Kelly Michael se enteraron de la existencia de Roo, un pitbull que no había tenido una buena vida, supieron que tenían que hacer algo por él. 

El pobre perro había sido entregado por su 'familia' a un refugio de animales debido a sus graves problemas de salud. Tras llegar a la asociación, el veterinario le diagnosticó un cáncer de huesos incurable. 

Esto significaba que Roo se enfrentaba a pasar los últimos días de su vida atrapado en un refugio, sin una familia que le ayudase a soportar los dolores y lo mimase y sin un hogar en el que descansar como todos los perros se merecen. 

Afortunadamente, Sarah y Kelly -tras conocer el drama de Roo- no estaban dispuestas a permitirlo y se pusieron en contacto con el servicio de rescate One Tail at a Time para adoptar al perro. Dicho y hecho. Roo había encontrado unas humanas a su altura y no pasaría los últimos días de su vida 'tirado' en un gélido chenil. 

La lista de deseos de Roo

A pesar de las dificultades del pitbull, sus nuevas 'madres' estaban decididas a hacer que el tiempo que le quedase fuese espectacular. Por lo tanto, Sarah y Kelly crearon una lista de cosas que les gustaban a los perros y se dedicaron a tachar cada una de ellas. 

Sus humanos quisieron hacer de cada día un regalo para Roo, sin importar lo que la vida le depare.

Hacer de cada día un día especial

Roo visitó muchos parques y reservas naturales, donde descubrió su amor por la natación. También disfrutó de lujosos días de spa en una Escuela de Masaje Canino, probó su primer burrito y comió muchos helados aptos para perros.

Pero ahí no quedó la casa. El pitbull se deleitó con una noche en el hotel de 5 estrellas Waldorf Astoria, con servicio de habitaciones incluido.

Para concienciar e inspirar a otros propietarios de perros con problemas de salud similares a los de Roo, crearon un hashtag: ¡#LiveLikeRoo!

Lamentablemente, Roo acabó estando demasiado enfermo para disfrutar de nada. El pitbull sufría un dolor constante. Un hecho que hizo a sus humanas tomar la desgarradora decisión de dejarlo ir y evitarle más días de sufrimiento. 

El tiempo que Roo pasó con Sarah y Kelly fue muy corto, tan solo unos meses, pero disfrutó de la vida soñada de cualquier perro: atenciones, cuidados, tiempo de juegos... ¡Y Roo gozó de casa segundo con sus humanas

''Dulce Roo, descansa tranquilo. Fuiste una inspiración para todos. Demostraste que la vida es para vivirla''. 

No compres, ¡adopta!  

 

También te puede gustar:  

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar