Publicidad

Creen que su pastor australiano está embarazada, pero algo mucho peor se esconde en su vientre

pastor australiano con una camiseta alrededor de su vientre dog-wow

Pastor australiano con una camiseta atada alrededor de su vientre

© Facebook Cabinet Vétérinaire de Saint Jean de Sixt / Selarl Vetomontagne

El veterinario tiene noticias muy desagradables para la familia de la perra. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el

Hoy, aún impresionados, contamos la historia de Gipsy, un pastor australiano de 9 años de edad que dejó a su veterinario con los ojos como platos. 

Gipsy es una hembra de raza pastor australiano, no castrada y sin cachorros que vivió una situación tan tensa como ''excepcional'', a tenor de las palabras de su doctor.

De un día para otro, la barriga de la perra aumentó. Al principio su familia pensó que Gipsy se había quedado embarazada y que prontó se convertiría en mamá. Pero estaban muy equivocados...

El estado de salud de Gipsy empeora 

A medida que pasaban los días, la salud de la perra empeoraba y su estado de salud les mantenía en vilo porque a medida que su vientre crecía; Gipsy perdía el apetito y tenía flujo vaginal. Por lo tanto y sin un minuto que perder, su familia decidió llevarla al veterinario para asegurarse de que ella y los supuestos cachorros estaban bien.

Una vez en la clínica se enteraron de la terrible noticia: Gipsy no estaba embarazada, padecía una dolencia que dejó al doctor perplejo. Cuando le hicieron una ecografía, vio que se observaban varias acumulaciones de líquido e inmediatamente, el veterinario decidió intervenir quirúrgicamente a la perra abriéndole el abdomen. 

Un quiste de 6 kilos

Durante la intervención, el veterinario descubrió que el útero de la perra estaba excesivamente distendido debido a un quiste de 6 kilos. Posteriormente también descubrió que se trataba de una forma rara de degeneración de la mucosa uterina, que puede producirse tras un calor intenso, pero cuyas causas aún no se han investigado del todo.

Tras su operación, Gipsy ha vuelto a ser la que era y se ha recuperado de esta rara dolencia que puede darse en perras no esterilizadas. Según los expertos, esta es una razón más para esterilizar a las perras tan pronto como los propietarios decidan que su mascota no se reproducirá. 

 

A continuación se muestra una imagen del quiste de Gipsy. ⚠ Atención: esta imagen puede herir tu sensibilidad ⚠

 

Un métier plein de surprises Gipsy est une chienne Berger Australien de 9 ans. Elle n'est pas stérilisée, mais elle n'a...

Posted by Cabinet Vétérinaire de Saint Jean de Sixt / Selarl Vetomontagne on Friday, June 12, 2020

Veneno para tu perro: ¡aprende a reconocerlo!  

 

También te puede interesar:  

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar