Publicidad

El príncipe Harry y Megan adoptan a un beagle rescatado de un laboratorio

principe Harry y Meghan Markle dog-happy

El príncipe Harry junto a su esposa Meghan Markle

© Instagram Sussexroyal

Harry y Meghan han aumentado la familia: una adorable beagle de 7 años rescatada de un laboratorio que experimenta con animales. 

Por Águeda S. Lastra

Publicado el

Los duques de Sussex, el príncipe Harry y su mujer, Meghan Markle, siempre han demostrado su amor por los perros, especialmente por los que sufren. 

Antes de casarse con Harry, Meghan adoptó a un beagle llamado Guy, y junto a su marido adoptó a Pula. Actualmente la pareja vuelve a ser noticia debido a otra adopción que no ha dejado indiferente a nadie, el matrimonio acaba de ampliar su familia con otro beagle de 7 años rescatado de un laboratorio que experimenta con animales. 

4000 beagles 

Desde el momento que Meghan se enteró de que 4.000 beagles habían sido rescatados de un centro de cría gestionado por la organización de investigación Envigo, quiso ayudar. Los animales habían sido criados para ser utilizados posteriormente como sujetos de prueba para ensayos de medicamentos.

Sin un minuto que perder; la duquesa de Sussex se puso en contacto con una de las organizaciones de rescate animal de Los Ángeles, Beagle Freedom Project, que custiodaba algunos de los perros.

El director del refugio, Shannon Keith, que dirige el proyecto de rescate no sabía que había hablado con Meghan por teléfono, para él era solo una mujer que quería ayudar. 

Tras recibir las informaciones pertinentes, la pareja visitó las instalaciones para hablar en persona con Shannon y conocer a los 25 beagles rescatados que estaban bajo su custodia. 

Allí, Harry y Meghan conocieron a Mamma Mia, de 7 años, y a sus ocho cachorros de 7 semanas. Y, al parecer, fue amor a primera vista.

Un perro muy especial

De entre todos los perritos que esperaban irse con una familia, Meghan no tardó en decidirse por Mamma Mia e inmediatamente le dijo a Shannon que no quería adoptar un cachorro sino un perro de una determinada edad como era el caso. 

Meghan no fue la única que quedó prendada de la perrita. El día que la llevaron a casa, Harry se mostró encantado. 

Desde hace días, Mamma Mia vive feliz y rodeada de amor en casa de los Sussex en California junto a su juguete de peluche preferido, un zorro que la acompañó durante todo el viaje del criadero al refugio y después a su nueva vida. ¡Mucha suerte Mamma Mia! ¡Te lo mereces todo! ?

Recuerda: la adopción salva vidas

Si tú también quieres colaborar con la causa animal, visita nuestra sección de adopción. En ella hay decenas de perros esperando una merecida segunda oportunidad. 

 

También te puede gustar:  

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar