Ahora en Wamiz :

Publicidad

Este gato de raza Ragdoll solo sale a pasear con su príncipe azul: temblarás de emoción cuando lo veas

gato paseando con correa por la calle cat-happy

Un precioso gato ragdoll paseando por la calle

© YouTube

El gato solo le deja al amor de su vida sacarlo a pasear, correa incluida. Pero... ¿quién es ese misterioso enamorado que ha encandilado al felino?

Por Vanessa Parapar

Publicado el 9/9/20 7:44

Leonardo es un hermoso gato de raza Ragdoll que esconde un secreto que podría calificarse ''de Estado''. El felino está locamente enamorado de un ser muy especial, tanto que solo él puede sacarlo a pasear con correa y todo. ¡Cómo lo oyes!

El esponjoso minino solo le permite a su príncipe azul ir a buscarlo para conquistar las calles de su barrio juntitos de la cuerda. Pero... ¿quién le ha robado el corazón a Leonardo?

Su príncipe no es azul sino rosa

Muchas personas piensan que Leonardo se ha vuelto loco por su humano puesto que la descripción encaja a las mil maravillas con la de una persona.

Sin embargo, el ser al que el gato quiere con locura es un cerdo llamado Moritz. Él es el único que puede sacarlo a pasear por el vecindario. 😱😱

Leonardo y Moritz paseando juntos 😻🐷

El achuchable cerdito y el espectacular ragdoll viven juntos en un hogar cargado de amor en Alemania. 

A estos inusuales amigos les encanta hacer su rutina diaria con o sin su humano, Nicolle Müller, ya que teniéndose ambos no necesitan nada más. Aunque, visto lo visto, estamos seguros que Nicolle presume de animales como nadie. 

Paseos de película

Moritz, el cerdo toma la delantera correa en la boca mientras Leonardo lo sigue. Cuando el gatito va demasiado rápido, Moritz lo sigue de cerca para asegurarse de que no se aleje demasiado...

Si Leonardo se distrae con un animal o se deja llevar por un sonido curioso, Moritz tira suavemente de la correa para que vuelva a su camino. ¡Ay, cómo lo protege!

El gato está muy orgulloso de salir a pasear con su mejor amigos el cerdo 🐽

Amigos para siempre

Las imágenes que te acabamos de mostrar sobre y bajo estas líneas dejan claro el amor incondicional de Leonardo y Moritz.

Una lección, otra más, que persiste en el tiempo ya que la romántica historia del gato y el cerdo sigue patente en nuestra retina y eso que han pasado cinco años desde la primera vez que los vimos paseando juntos de la correa. 

gato durmiendo sobre cerdito
Leonardo y Moritz están más enamorados que nunca ©Facebook Nicolle Müller

Otra historia de amor gatuna 👇