Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Avengers, Endgame: Chris Evans, el protagonista, y su inmenso amor

chris evans avengers perro
© Twitter

Aprovechamos el estreno en España de la esperdísima Avengers: Endgame para deleitar a los fans de uno de los protagonistas. Hablamos de Chris Evans, que comparte su vida con alguien al que ama inmensamente...

Por Cristina Ridao, 26 abr. 2019

El protagonista de Avengers: Endgame, Chris Evans, puede ser muy famoso, pero ama a su perro como cualquiera de nosotros. Por eso, después de 10 semanas separados, se moría por volver a ver a su precioso perro, Dodger. La estrella del Los Vengadores y Capitán América había pasado mucho tiempo trabajando, muy ocupado como para darle a su perro la atención que se merece. Por eso, Evans se despidió temporalmente de Dodger, dejándolo en buenas manos en casa mientras él viajaba. No debe haber sido una decisión fácil. ¡El perro fue su cita de San Valentín este año!

Sin importar lo ocupado que esté, Evans jamás deja de pensar en Dodger. De hecho, durante el llamado "LoveYourPetDay", compartió con sus fans un vídeo en su cuenta oficial de Twitter. “En honor a #Eldíadeamaratumascota aquí un rarísimo vídeo de mí, llamando a Dodger ‘Benny’. Ese era el nombre que el refugio le había dado cuando llegó como un perro callejero. Estuvo allí durante más o menos un mes. No puedo creer que nadie ‘lo viese’ antes. Esta fue nuestra primera ‘cita’ en el refugio”, escribía Chris en la leyenda del vídeo que puede verse bajo estas líneas.

Unas semanas más tarde, volvía a publicar un tweet inspirador. “Por el #DíaNacionaldelaMascota. Pensé en dar un poco de amor a primera mascota. Siempre dije que tan pronto como tuviera una casa, la primera cosa que haría sería tener un perro. Fue este perro. Pasamos 12 buenos años. Fue un campeón”.

En definitiva, solo hay que entrar en la cuenta de Twitter del protagonista de Avengers para darse cuenta del tipo de persona que es. Y es que, la foto principal de su perfil la ocupa Dodger. Chris sabe que al perro no le importa si es rico y famosos o pobre, inteligente o tonto. Él le ha dado su corazón, y el perro le ha dado el suyo.