EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Unos gatitos abandonados encuentran un nuevo papá que les enseña todo sobre la vida

Unos gatitos  abandonados encuentran un nuevo papá que les enseña todo sobre la vida cat-wow
© Howl Of A Dog

Una protectora rumana rescató a un perro abandonado que se convirtió en el padre adoptivo de unos gatitos, tratándolos de forma súper especial.

Por Cristina Ridao

Publicado el 21/6/20 19:12

Este perro, llamado Safin, fue rescatado de una perrera en Rumania por la asociación Howl Of A Dog. Estaba en muy mal estado: desnutrido, con problemas graves en la piel y deprimido.

El personal de Howl Of A Dog trabajó muy duro para devolverle la salud y hacerlo feliz. Poco después, Safin ayudó a cuidar a dos nuevos miembros de la familia.

el perro safín
Safín, el perrito rescatado en Rumanía  ©Howlofadog

Howl Of A Dog también rescató a dos pequeños gatitos, que fueron encontrados abandonados en una carretera. Estaban sucios, olían mal y estaban cubiertos de pulgas.

gatitos rescatados
Los dos gatitos rescatados  ©Howlofadog

Los rescatistas les dieron un baño para quitarles las pulgas y tratar sus pieles irritadas. A los gatos no les suele gustar que los bañen, pero los miembros de la protectora les dieron un suave masaje y se tomaron el tiempo para ayudarlos a sentirse más cómodos en el agua.

gatito en la bañera
Uno de los gatos recibiendo su baños  ©Howlofadog

Una vez que les dieron de alta, se adaptaron rápidamente a su nuevo entorno y el personal les presentó a algunos de los perros del refugio. Todos se llevaron bien, pero un perro en particular se enamoró por completo de los gatitos y viceversa: Safin.

perrito con gatos
Safín conoce a los dos pequeños felinos  ©Howlofadog

Safin quedó prendado de estos pequeños felinos y se convirtió en su padre adoptivo. Él y los gatitos son inseparables. Pasa su tiempo limpiándolos y acicalándolos como lo haría su madre.

Safín con los gatitos
Safín con sus gatitos "adoptivos" ©Howlforadog

Los gatitos, bautizados como Biscotte y Mistigri por el personal, crecieron mucho desde que fueron rescatados, y también adoran a su "padre adoptivo". Safin les enseña a jugar y a tratar con los humanos, algo que estos gatitos jamás habían experimentado hasta ahora.