Ahora en Wamiz :

Publicidad

Ciervo bebé encuentra consuelo en los brazos de un cariñoso perro (Vídeo)

Si eres fan de Bambi... ¡esta historia te llegará al corazón! ❤️

Por Vanessa Parapar

Publicado el 1/9/20 10:56

Parece ser que el cuento de Bambi está más de moda que nunca. Hoy te traemos una aventura de esas que encogen el corazón. Un ciervo bebé huérfanito encontró consuelo en un hermoso perro en medio del bosque. Otra valiosa lección del mundo animal. 

Mishka le salvó la vida a 'Bambi'

Mishka, así se llama el perro protagonista de este 'cuento', encontró al ciervo en medio del bosque e inmediatamente le dio todo su calor y cariño. En cuestión de segundos; el venado bebé encontró un hombro en el que llorar y... ¡se volvieron inseparables!

perro con ciervo huerfano
Perro lamiendo al ciervo huérfano ©YouTube

El perro oso de Carelia encontró al ciervo debido a que él es el guardián del bosque. Mishka trabaja al servicio de la vida silvestre espantando osos y alces por diversas zonas del nórdico. ¡Cómo lo oyes! El can ha sido entrenado para ayudar evitar que los osos entren en la zona habilitada para los humanos. 

Mishka estaba asustando a los osos para eludir el contacto de los mismos con los humanos que visitan la zona o viven alrededor de ella cuando encontró al ciervo huerfanito. 

Sin tiempo que perder, el peludo hizo todo lo que estaba en su mano para ganarse la confianza del tierno venado. Dicho y hecho. 

A pesar de verse obligado a mostrar mal carácter con los osos; Mishka es un perro muy cariñoso, tal como se aprecia en el vídeo.

Un rescate de película Disney

La valerosa Mishka no fue la única que se hizo cargo del bebé ciervo. Su humano, el oficial Richards, acudió al lugar de los hechos para ayudar en el rescate y trasladar al desamparado bebé hasta un lugar más adecuado para él.

Durante el trayecto en coche y en las horas posteriores, Mishka cuidó celosamente a la cervatilla. La besó, estuvo a su lado y le demostró que ella bien podía ser su mamá adoptiva mientras que nuestra Bambi particular asumía que el can era su nueva madre. ¡Ternura en estado puro!