Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Tras perder a su humano, este gato anciano se aferró a algo que dejó a todos con los ojos empañados

gato con peluche © Facebook

Un gato de 16 años llamado Hoonie y su amado animal de peluche fueron llevados a un refugio necesitando un hogar amoroso. El peluche siempre ha estado a su lado desde que Hoonie lo recibió como regalo de parte de su humano.

Por Cristina Ridao, 11 may. 2019

Este gatito anciano perdió a su propietario de toda la vida, quien lamentablemente falleció. La hija del fallecido quería encontrarle al gato un buen hogar, ya que tanto ella como su hijo son alérgicos. Ella se puso en contacto con el Alley Cat Rescue en Brentwood, Maryland, y les preguntó si podían ayudarla.

"De inmediato quisimos ayudar a este dulce gato mayor, así que lo recibimos en nuestro programa de adopción", dijo Brianna Grant del Alley Cat Rescue. Cuando Hoonie llegó al refugio, no lo hizo solo. El dulce minino de la tercera edad estaba acompañado por su confidente, un animal de peluche (un gato casi del mismo tamaño que Hoonie).

Alley Cat Rescue

 

Alley Cat Rescue

"Ella escribió una lista de las cosas que le gustan y las que no, y el animal de peluche estaba en el primer lugar. Le encanta acurrucarse con él", dijo Brianna. El muñeco le recuerda a Hoonie el hogar en donde vivió toda su vida. "Por todo el amor y atención que le da al peluche, supongo que lo ha tenido por al menos un par de años".

Alley Cat Rescue

Tasladaron a Hoonie a la sede del Alley Cat Rescue, donde fue cuidado por el personal del refugio. "Decidimos que lo mejor para Hoonie sería tener un espacio propio". Su amado peluche irá a donde quiera que él vaya.

Alley Cat Rescue

Este tierno gatito anciano mantuvo a su esponjoso amigo cerca en todo momento como fuente de consuelo y apoyo. El personal del Alley Cat Rescue jamás ha visto a un animal tan apegado a un juguete.

Alley Cat Rescue

"¡A Hoonie le encanta hablar! Puedes escuchar sus maullidos desde la habitación contigua. Una vez que entras a la habitación para verlo, de inmediato deja de maullar. Le encanta estar rodeado de personas", dijo Brianna. "De acuerdo con la hija, a él también le encanta acostarse en su regazo y relajarse".