Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Madre piensa que sus cachorros se fueron para siempre, pero mira sus ojos cuando se reúnen

perra llorando
© Youtube

Este vídeo muestra a una perra que, a primera vista, parece llorar de emoción al ver a los cachorros que le fueron arrebatados al poco de nacer. 

Por Cristina Ridao Publicado el 20 ago. 2018

¿Es una coincidencia o son lágrimas reales? Este vídeo dejó al mundo de Internet con la boca abierta al mostrar a una madre llorando por sus cachorros. Algunos afirmaron que la perra lloró al ver de nuevo a sus cachorros, tras de que éstos le fueran arrebatados al poco de nacer. Sin embargo, en Wamiz hemos querido sacar a la palestra el tema para que no haya malos entendidos. Y es que, ¡no es posible que un perro llore de emoción! Esto no contradice el hecho de que los perros sientan emociones, y muy profundas. Simplemente no las exteriorizan en forma de lágrimas.

Si tu perro ha tenido algún tipo de fluido emanando de sus ojos, probablemente hayas asumido que tu animal estaba llorando. Sin embargo, es importante que todos los dueños de mascotas sepan que los perros no pueden llorar en la forma que lo hacen los humanos. Si un perro lagrimea con asiduidad es porque algo no va bien. Es decir, no es porque esté triste o llore de felicidad. De hecho, si este lagrimeo no cesa, podría tratarse de una enfermedad.

Consulta aquí la lista de enfermedades más frecuentes que sufre un perro

Producción excesiva de lágrimas

La producción excesiva de lágrimas, también llamada epifora en oftalmología, puede estar causada por un estímulo externo que actúa como irritante. Cuando su origen es justamente éste, una irritación momentánea, no es preocupante. Además es típico de algunas razas de perro como el Maltés, el Lhasa apso, y el Shih Tzu. Si bien la epifora no es más que una molestia menor en la mayoría de los casos, también puede ser un síntoma de un problema serio de salud ocular.

Las causas médicas de la epifora pueden incluir

  • Triquiasis (las pestañas crecen de forma anómala hacia el ojo)

  • Infección de los ojos

  • Glándulas lagrimales inusualmente grandes

  • Apertura inusual de conducto lagrimal pequeño

  • Glaucoma u otra enfermedad ocular

  • Entropión (párpado invertido)

  • Síndrome braquicéfalo Infección del oído

  • Efecto secundario de algunos medicamentos

  • Exposición al humo

  • Dieta de mala calidad

  • Estrés

  • Dentición en los cachorros

En cualquier caso, si ves que tu perro “llora”, te recomendamos que lo lleves al veterinario lo antes posible.