Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

La transformación de esta pitbull te dejará sin palabras: de desnutrida a gordita en tiempo récord

pitbull cambio radical desnutrida gordita © La pitbull pasó de estar en los huesos a ser una perra feliz y juguetona. / Facebook

A Macy, que así se llama esta perra, la encontraron en un estado de desnutrición realmente lamentable. Pero Andy apareció en su vida y juntos lograron que cambiara en un tiempo milagroso 😍.

Por Lola Duarte, 27 oct. 2019

Dicen que cuando algo se destruye debemos construir sobre ello e incluso mejorarlo, como es el caso de esta perra de raza pitbull. El animal apareció el otoño del año pasado en casa de Andy Mills en unas condiciones lamentables. Pese a ello, la transformación de esta pitbull te dejará sin palabras: pasó de estar completamente desnutrida a gordita en tiempo récord.

La pitbull estaba completamente desnutrida

Cuando Andy la encontró, la perra tenía las orejas cortadas (algo que está prohibido), los huesos se marcaban en su piel y sus excrementos eran como arena. Andy casi no dudó, se dejó llevar por su instinto y la adoptó. Consideró que tenía que brindarle un hogar con amor y, evidentemente, toda la comida necesaria para su recuperación. 

pitbull desnutrida visita veterinario
La visita al veterinario determinó el estado de salud de la pitbull.

Esta pitbull que nadie sabe de dónde salió pasó a llamarse Macy, quien hizo que Andy se enamorara de ella por su “dulce y cariñosa” personalidad. Y es que estos perros, pese a la fama por ser de raza peligrosa, están llenos de ternura. Pero entre tanto flechazo también había llevarla al veterinario para que la examinaran. “Quería conocer cuál iba a ser su situación. Debía ser realista”, declara el joven. 

pitbull recupera desnutricion
La perrita fue recuperando poco a poco su peso.

Tras examinarla, el veterinario tenía buenas y malas noticias para Andy. Por un lado, la perra solo pesaba 10 kilos –los pitbulls suelen pesar más – debido a una peligrosa desnutrición, incluso tenía gusanos en su interior. A pesar de ello, la perra era fuerte y saldría adelante 💪.

“En ese momento estaba seguro de que Macy iba a sobrevivir y yo iba a ayudarla”, declara Andy. En unos pocos meses la perra mejoró mucho. Solo hicieron falta tres semanas para que sus costillas dejaran de marcarse: ¡ya pesaba unos 23 kilos! 23 kilos la mar de saludables 😍.

pitbull rescatada
La pitbull aparece con su hermano perro de fondo, General.

Macy es pura alegría y energía

Andy ya tenía otro perro, el grandullón General. Esto no supuso ningún problema pues Macy y General se hicieron rápidamente buenos amigos. Este par de peludos se pasan el día jugando y paseando por la granja de Andy en College Grove, Tennessee. O también practican su otro deporte favorito: comer o echarse una siesta 😋😋😋.

pitbull rescatada feliz jugando
A Macy el encanta revolcarse en la tierra. ¡Tiene cara de loca!
 

“Ella ha sido una bocanada de aire fresco y ahora General es más juguetón”, cuenta Andy. Además, asegura que gracias a esta perra ha aprendido una valiosa lección: “Macy me recuerda que debo vivir en el momento” 😍.

pitbull gordita recuperacion tiempo record
Solo unas semanas hicieron falta para que recobrara su peso natural.

A veces a Andy, al recordar el estado en el que encontró a la perra, le gustaría toparse con el antiguo dueño de Macy y leerle la cartilla, decirle cuánto dolor ha pasado esta pitbull, cuánto ha tenido que soportar hasta estar bien. Pero luego está con ella y simplemente se siente agradecido por ser capaz de darle a Macy una buena vida.

pitbull rescatada duerme sofa
Otro de sus deportes favoritos: dormir.

Ella fue criada por bárbaros que no la alimentaban, mucho menos la educaron para que se comportara. Muerde las cosas y sí, le gusta revolcarse en su excremento. Pero cuando estoy con ella, está bien; me sigue a todas partes”, comenta Andy. “Ella sabe que fue rescatada” y el amor que da un perro rescatado por recibir una segunda oportunidad es realmente puro

pitbull posa junto adoptante
Andy está feliz de tener a Macy en su vida.©Andy Mills 

Escrito por: Lola Duarte, periodista especializada en comportamiento canino y legislación animal.