Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Esta gatita con hipotiroidismo fue abandonada y no podía crecer, hoy está irreconocible

gato hipotiroidismo © Instagram

La historia de este gato nos ha emocionado, ya que se trata de un camino de superación con final feliz que nos demuestra que la esperanza es lo último que se pierde.

Por Roberto Herrero, 14 abr. 2019

En Wamiz queremos hacernos eco de una historia que nos ha llegado muy dentro. Porque esta gatita que te mostramos a continuación no lo ha tenido fácil para salir adelante, ya que fue encontrada abandonada junto a su hermano en las calles de San José, California, a las pocas horas de nacer.

La organización Mini Cat Down la llevó al veterinario para hacerle un chequeo y vacunarla, y se descubrió que no podría crecer porque padecía un hipotiroidismo congénito que había atrofiado su desarrollo. Era mucho más pequeña que otros gatitos de su edad, pero lo que le faltaba de peso lo compensaba con su enorme temperamento. Puedes verla en las fotografías que encontrarás bajo estas líneas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by BijouBee (@tinycatbijoubee) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by BijouBee (@tinycatbijoubee) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by BijouBee (@tinycatbijoubee) on

Rosemary, que así se llama el animal, disfruta mucho de la compañía de su familia adoptiva: “Cuando toco la guitarra se sienta delante de mí a mirarme o se sienta sobre mi regazo, por lo que parece gustarle mucho. Se queda dormida con la música”. Thoa Bui, la responsable del refugio, hizo todo lo posible para encontrar el tratamiento adecuado y finalmente terminó encontrándolo.

La gatita experimentó una notable mejoría y un palpable aumento de peso, lo que hizo que fuera adoptada definitivamente por una familia que se enamoró nada más verla: “Es súper juguetona y curiosa. Se pone a ronronear en cuanto nos ve y le encanta dormir en nuestro regazo. Su lugar favorito para dormir la siesta es la bandeja de papel que tengo en mi escritorio para trabajar”.

Rosemary ha pasado a llamarse Bijou Bee y ha enamorado a su nueva familia: “Mini Cat Down trabajó muy duro para conseguir un diagnóstico y no se dieron por vencidos. Ha crecido mucho y ha sido una gran aportación a nuestras vidas. No me podía imaginar que fuera capaz de estar aquí y no molestarme mientras trabajo”. Puedes seguir sus aventuras en su perfil de Instagram.