Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Día Internacional del Perro Guía: un invidente expulsado de un supermercado por culpa de su perro

invidente perro guia dog-angry

No le dejaron entrar con su perro guía en el supermercado

© YouTube

Los perros guía son los ojos de las personas que no pueden ver. Aunque, en ocasiones, la vida no se lo ponga nada fácil. 

Por Vanessa Parapar , 29 abr. 2020

El último miércoles de abril de cada año, hoy cae en día 29, se celebra el Día Internacional del Perro Guía con el objetivo de conmemorar el importante papel que desempeñan en la sociedad los perros lazarillo, esos que ayudan a las personas ciegas o con discapacidades visuales a plantarle cara a la vida. 

Los perros guía son los ojos de los que no ven

Se puede decir más alto pero no más claro. Los perros guía, también conocidos como lazarillo, tienen un papel muy importante en la vida de las personas invidentes: ¡ellos son sus ojos! Y para desempeñar esa dura tarea se someten a entrenamientos muy estrictos que duran entre 6 y 10 meses, según cuentan desde la Fundación Once del Perro Guía

¿Cómo aprende un perro a ser guía?

  • Aprendiendo a no dar tirones.
  • Aceptando el arnés. 
  • Consiguiendo desplazarse en línea recta. 
  • Sorteando obstáculos: escaleras, barreras arquitectónicas, pasos de cebra...

Sin embargo, tantas horas de aprendizaje y esfuerzo, en ciertas ocasiones, no sirven para mucho ya que la intolerancia de la gente no les hace el camino fácil ni a los perros ni a sus dueños. Algunas veces -más de las que a todos nos gustaría- nos encontramos con historias insolidarias que nos llenan los ojos de lágrimas a la par que la impotencia no nos deja respirar. 

Hoy para tomar conciencia de la situación, rescatamos un caso que se hizo viral en redes sociales. Un invidente fue expulsado de un supermercado en Marsella (Francia) por ir acompañado por su perro lazarillo. ¡Vergonzoso! 

Expulsado de supermercado en Marsella

Una persona ciega es expulsada de malas maneras de un supermercado por ir acompañada de su perro guía. Los hechos que, a simple vista pueden parecer una broma de mal gusto, ocurrieron el viernes 27 de septiembre del año 2018 en un conocido supermercado de Marsella (al sur de Francia). 

Arthur Aumoite, así se llama la persona afectada por este suceso, fue a realizar sus compras acompañado por Loya, su perro guía. Hasta ahí todo normal puesto que todo el mundo entiende -o debería de hacerlo- que un invidente no puede ir solo por la calle por su seguridad. Pues... esa 'excusa' a muchas personas no les sirve. 

Altercado discriminatorio viral

El altercado comenzó en el mismo instante en el cual un vigilante de seguridad del establecimiento le prohibió la entrada a Arthur porque iba acompañado por su perro. ¿La razón? La persona de seguridad del Monoprix (así se llama el supermercado) aseguró que en él no se admiten animales por razones de higiene. Pasó, tal y como te lo contamos. 

El vídeo que te mostramos a continuación dio la vuelta al mundo. En él Arthur cuenta cómo se sintió el día que nadie tomó conciencia de su discapcidad visual. 

Gracias al poder de las redes sociales, esta escena discriminatoria se hizo viral desde el momento en que fue publicada en el canal de noticias francés, France Info.

Un escándalo que corrió como la pólvora traspasando las fronteras del país galo y que ha quedado en la memoria de muchas personas que en aquel momento mostraron su apoyo a Arthur y siguen apoyando ahora. 

Medios franceses e internacionales se hicieron eco de esta dolorosa noticia para denunciar y concienciar a la sociedad de este tipo de casos intolerables. 

Pidieron disculpas

Por su parte y tras el alubión de críticas, el establecimiento (Monoprix) ha pedido disculpas por lo ocurrido utilizando su cuenta de Twitter. 

“Pedimos perdón por este incidente, de la misma manera que lo hizo el director de la tienda en persona con el joven. Por razones sanitarias, los animales no pueden entrar en las tiendas, a excepción de los perros guía”, aseguraron. 

Esto no va a quedar así

No obstante, Arthur tiene claro desde el día del altercado que nadie debe pasar por la misma situación que él. El dueño de Loya habló con un periodista de RTL para comunicarle su intención de denunciar a la empresa puesto que en Francia existe una ley que permite acceder a todos los lugares públicos con los perros guía sin distinción alguna. Actualmente, la pelota sigue en el tejado de la justicia francesa.