Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

El final 'inesperado' de cuatro gatos acogidos temporalmente

gatitos rescatados cat-happy
© Youtube

Una pareja de voluntarios quedó completamente hechizada bajo los encantos de cuatro gatos que llegaron nuevos al hogar. Imposible no abrazarlos. Totalmente imposible.

Por Vanessa Parapar , 5 dic. 2018

La historia que os vamos a contar ocurrió hace unos meses en Estados Unidos. Una camada de gatitos fue encontrada en las calles de Indiana y trasladada a la asociación 'Here Kitty Kitty Rescue'. Allí, una pareja de voluntarios, Sarah y Rick Hughes, decidieron dar la bienvenida en su casa a aquellos cuatro gatitos. Su misión era ayudarlos a encontrar un futuro en una nueva familia que los acogiese para toda la vida.

Así es como Rosie, Violet, Leo y Finn -tal y como bautizaron a los pequeños- aterrizaron en su nuevo hogar. Sin embargo, con lo que no contaban es que, poco después de su rescate, Sarah y Rick habían caído bajo su hechizo.

Los gatitos tenían un plan

Al llegar a la casa de Sarah y Rick, los gatos se destacaron como unos seres encantadores. Eran cariñosos e inseparables durante todo el tiempo. La pareja tenía claro que los gatos serían entregados a unos nuevos adoptantes cuando llegase el momento, pero su inquebrantable voluntad comenzó a ponerse a prueba con el paso de los días. Sarah intentaba resistirse al encanto de aquellas 'bolitas' de pelo, pero ellos parecían hacer absolutamente todo lo posible para que cambiase de opinión. "Mi marido me confesó que cuando vio a aquellos gatitos llegar a casa inmediatamente supo que nunca más se irían", comenta ella. En los meses que siguieron, Sarah trató de mantenerse firme y no cogerles demasiado cariño a sus nuevos compañeros de vida. Funcionó durante algún tiempo. Sin embargo, a comienzos del mes de octubre, comenzó a ceder. Un día llegó a casa muy enferma del trabajo y los gatitos fueron a consolarla. Quizás aquel día se dio cuenta de que ya no tenía 'escapatoria'. Sólo era cuestión de tiempo. Paulatinamente, la decisión inicial de Sarah se fue erosionando. Primero comenzó a pensar en mantener a uno de los gatos, luego a dos... y luego a todos. Y así termina esta historia. Es completamente real y tiene el final más feliz posible. Así es como Sarah y Rick decidieron finalmente adoptar a los cuatro 'hermanitos' que hoy viven felices con sus amados maestros.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by sarah hughes (@foiledsarahjane) on