Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Este gatito llevaba solo una horas de vida cuando un ángel lo salvó del frío

gatito recien nacideo en el frio
© Facebook

Rosalita es una gatita que fue encontrada unas horas después de nacer y que, gracias a la inestimable ayuda de sus ángeles de la guarda, consiguió salir adelante. 

Por Roberto Herrero, 16 jun. 2019

La historia que te traemos hoy en Wamiz habla sobre la lucha por la supervivencia, pero también sobre la enorme generosidad de algunas personas, que están dispuestas a darlo todo para ayudar a cualquier ser viviente. En este caso, el protagonista es un pequeño gato, que fue encontrado en las calles de Pasadena, en el estado de California.

El hallazgo se hizo a las pocas horas de nacer, el pobre animal estaba muerto frío y apenas respondía a los estímulos, lo que demostraba que su situación era realmente agónica y que corría un serio peligro. Chris, natural de Los Ángeles, fue quien lo encontró y nosotros nunca podremos agradecerle lo suficiente su enorme generosidad.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Hannah Shaw (@kittenxlady) on

Lo llevó rápidamente a un refugio de animales y allí hicieron todo lo posible por salvarlo. Te contamos todos los detalles a continuación y además también te mostramos algunas de las fotografías del pequeño gatito.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Hannah Shaw (@kittenxlady) on

Nada más recibirlo, lo pusieron en una manta térmica para que poco a poco fuera espabilándose y lo cierto es que surtió efecto, porque el minino no tardó en comenzar a reaccionar a los estímulos. Sin embargo, la situación seguía siendo agónica, ya que aún necesitaba los cuidados necesarios para un recién nacido. Chris llamó inmediatamente a Hannah Shaw, fundadora de Orphan Kitten Club, para preguntar si podía ayudarles con el caso del gatito recién nacido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Hannah Shaw (@kittenxlady) on

Como no podía ser de otra manera, Hannah y su compañera Sonja Lueschen no dudaron y se metieron inmediatamente en su coche para recoger al gatito. Llevaron consigo todos los suministros necesarios para atender al recién nacido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Hannah Shaw (@kittenxlady) on

Una vez que Hannah entró en contacto con el gato, lo puso en una manta y lo fue alimentando poco a poco, de gota en gota: “Estos pequeños todavía no pueden regular su propia temperatura corporal. A esta edad son ciegos y apenas pueden oír nada. Lo único que sí son capaces de hacer es moverse hacia una fuente de calor”, dijo Hannah a través de Youtube. El animal recibió todos los cuidados que necesitaba y la bautizaron como Rosalita, ya que era una hembra. Con solo 82 gramos de peso, fue capaz de superar su primera noche de vida, aunque tardó en coger peso y necesito que la alimentaran con una sonda. No tardaron en darse cuenta de que conseguirían sacarla adelante.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Hannah Shaw (@kittenxlady) on

“Los gatos huérfanos dependen absolutamente de la bondad de los humanos empeñados en hacerles sobrevivir. Muchos bebés como Rosalita aterrizan en refugios y como no tienen los recursos necesarios, a menudo son sacrificados antes de que termine el día. Si encuentras un gatito en la calle, haz todo lo posible por encontrar a su madre, ya que es la mejor manera de asegurar su supervivencia”. A los diez días, Rosalita ya había duplicado su peso y por fin abrió los ojos. Sin duda, una historia con final feliz que a nosotros nos llena de alegría y de esperanza.