Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Lleva a su perro paralítico a la piscina: lo que pasa después hace llorar al mundo entero (Vídeo)

perro paralitico piscina
© Youtube

 Cuando nadie pensaba que iba a volver a caminar... ¡pasa algo inesperado!

Por Vanessa Parapar Publicado el 10 jun. 2019

Este es el milagro del perro que se bañó todos los días en la piscina con su dueño. ¡El vídeo hará que se te salten las lágrimas! Kane es una adorable Husky que alegra los días a su familia con su personalidad y su manera de actuar. Sin embargo y de un día para otro, la vida de Kane dio un giro de 180 grados que dejó una profunda tristeza en el corazón de sus dueños.

El adorable perro se quedó paralítico de las patas traseras sin ningún tipo de explicación ni causa concreta. Una noticia que dejó a sus papás sin palabras, pero que terminó en un milagro de los que no se olvidan fácilmente porque Kane, el perro paralítico, consiguió lo imposible.

El vídeo al final de artículo. Ante la enfermedad de Kane, nadie se rindió. Ni él ni los miembros de su familia que tanto le quieren. Una de las posibilidades que contemplaron sus dueño fue operarle, sin embargo; Kane era muy mayor para someterse a esta operación. Si a esto le sumamos que los medicamentos que le daban al perro no surgían efecto, la situación se complica bastante para Kane. ¡Había llegado la hora de encontrar la solución para curar a Kane -y que no sufriera- lo antes posible!

Un perro en la piscina

Justo cuando la situación se estaba poniendo más delicada que nunca para Kane su dueño encontró un método para que perro no sufriera: meterlo en su piscina y bañarlo con el objetivo de que su peludo se relajase. Dios, cuando veáis el vídeo os daréis cuenta de la cara de felicidad del hermoso animal. ¡Estaba tan feliz! Durante esta terapia casera, la mayor parte del tiempo Kane no se movía ni un centímetro en el agua. Lo único que hacía era disfrutar en brazos de su dueño. ¡Ay, quién no lo haría!

''En la piscina, Kane sentía que flotaba y no sentía ninguna presión sobre sus piernas ni dolor alguno. Estábamos contentos de saber que mientras nadaba no sentía dolor'', afirma su paciente dueño.

Descubre los beneficios de la natación para perros

Un verdadero milagro

Después de varias sesiones de piscina, ocurrió un milagro. ¡Kane volvió a caminar y a utilizar sus patitas de atrás! Cierto es que en un primer lugar el peludo caminaba con un arnés para no hacer trabajar y no sufrir demasiado moviendo sus patas traseras, pero llegó un momento en el que pudo volver a recorrer caminitos solo. Tal y como hacía antes. Hasta el punto de poder salir a pasear. ¡Kane fue capaz de volver a andar! ¡Saca los pañuelos, dale al play y emociónate!