Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Nueva tendencia: teñir con purpurina los testículos de los perros

perros con testiculos pintados
© Facebook

b id="docs-internal-guid-1df307a1-7fff-dbe2-ba75-853d0e2e353e">Una tendencia tan absurda como innecesaria. Sin embargo, si nada lo remedia, puede convertirse en una moda. La idea viene de Estados Unidos y amenaza con convertirse en tendencia en las redes sociales.

Por Cristina Ridao, 31 ene. 2019

Toda ocurrencia, por disparatada que sea, tiene un origen. En este caso quienes han dado la voz de alarma son los responsables de una peluquería canina de Carolina del Norte (EEUU), llamada Royal Paws Pet Salon, ubicada en la ciudad de High Point. Ellos fueron quienes empezaron a alertar al universo de que esta insensata práctica podría extenderse.

 

This is Valo and Liam They have the nicest set of testicles in the Grooming Industry So nice, their Owners...

Posted by Groomies on Saturday, January 26, 2019

 

Al parecer, tanto en redes sociales como en ferias caninas celebradas en Norteamérica, ya han comenzado a verse perros desfilando y luciendo… testículos de colores. La mezcla, que ya se comercializa en aquel país, estaría hecha de purpurina comestible y jarabe de maíz para conseguir que se adhiera a la piel del animal. Es totalmente inocua pero, ¿es necesario?

Las reacciones no se han hecho esperar

Pronto han empezado a sucederse las reacciones, casi todas ellas en contra. “Los perros, como el resto de los animales, son seres sensibles que merecen respeto y nunca deben ser tratados como accesorios de moda”, comenta un asiduo de Facebook. Otros usuarios en las redes, se muestran tanto o más taxativos: “Algunos dueños prefieren tintar de purpurina los testículos de sus perros en lugar de castrarlos para controlar la población de animales sin hogar”.

 

El aluvión de críticas es tan alto que no sería de extrañar que el fabricante del invento retire pronto el producto. Sin embargo, el uso de la purpurina en los perros no es estrictamente nuevo, aunque sí lo es el focalizarla en los testículos. Hace años se pudo de moda hacer tatuajes temporales a los perros y, en ellos, también se utilizaba este tipo de colorante. Por fortuna, la novedad duró poco y menos aún fueron los peluqueros dispuestos a participar de esta moda pasajera.