Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

El milagroso antes y después de un perro que el veterinario no quiso eutanasiar

el perro que un veterinario no quiso eutanasiar
© Sidewalk Specials

Esta es la historia de Emu, un perro que ha tenido una vida muy dura y llena de desdichas hasta que finalmente alguien lo llevó al veterinario... para que fuera eutanasiado. Afortunadamente, este supo que bajo su infinita mirada de tristeza había un animal con mucha vida por delante.

Por Ismael G. Cabral, 20 feb. 2019

Un merecido golpe de suerte

En lugar de sacrificarlo, el veterinario revisó a Emu y lo llevó al evento del Día de la Adopción de Sidewalk Specials (una organización benéfica de animales de Cape Town (Sudáfrica)). A partir de ahí su vida cambió. Encontró un hogar de acogida temporal mientras que el doctor seguía ayudándole a seguir adelante, curándole de todas sus heridas físicas... y mentales.

Este es Emu junto a su nueva compañera humana, al poco de conocerse.
Este es Emu junto a su nueva compañera humana, al poco de conocerse.

Sidewalk SpecialsAl principio Emu, un precioso mestizo, se mostraba como un perro muy nervioso, pero cuando comenzó a darse cuenta que sus nuevos amigos humanos estaban ahí, por primera vez, para ayudarle, entonces decidió romper su coraza. A pesar de todo lo que había pasado, de una vida llena de sufrimientos y continuos abandonos, sus nuevos cuidadores vieron que era un animal muy amable y dulce.

la historia del perro que un veterinario no quiso eutanasiar
Aquí vemos a Emu, mucho más recuperado, en su casa de acogida.

Sidewalk SpecialsAdora la atención y las caricias. Según cuentan, no ha sido fácil sacarlo adelante. Emu es bastante mayor pero no se ha rendido. Y ha tenido, al final, el golpe de suerte que merecía. Porque su familia de acogida, después de dos meses conviviendo con él, ¡decidió adoptarlo! Ahora tiene incluso un nuevo nombre, Nutzie. Y un hermano perro llamado Sahara, de quien se ha hecho inseparable.

Muchos abuelos esperan ser adoptados

Hoy es un perro feliz y sano que pasará los últimos años de su vida junto a una familia que al fin lo valora y que cuidará de él. Tuvo una segunda oportunidad gracias al veterinario que no hizo lo que le pidieron, dormirle para siempre. Por historias como estas, una vez más te pedimos desde Wamiz que pienses siempre en adoptar en lugar de comprar y que no desdeñes la idea de llevarte a tu casa a un tranquilo perro adulto. ¡Ellos lo necesitan más que ningún otro!

la historia del perro que un veterinario no quiso eutanasiar
Emu junto a su nuevo amigo Sahara, ya felizmente adoptado.

Sidewalk Specials

En el siguiente vídeo puedes ver la asombrosa transformación de Emu. Es difícil de creer pero ahí tienes la prueba. Pasó de ser un perro callejero, lleno de suciedad y de parásitos a un compañero de sofá que no deja de mover la cola.