Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Este perro fue lanzado a una fosa con las patas y el hocico atados con cinta americana

perro atado cinta americana
© Twitter | @CRoskoff

Crueldad intolerable con un perro que fue arrojado de un coche en marcha maniatado y amordazado. El culpable ha sido identificado y procesado por maltrato animal y acción criminal armada.

Por Jose Manuel Cano, 22 feb. 2019

Arrojado de un coche en marcha

Una vez más, no tenemos más remedio que hacernos eco de una noticia que nos hiela la sangre. Hablamos de otra crueldad animal que nos sobrecoge y horroriza a partes iguales. Desconocemos dónde están los límites del sadismo humano. Lo único bueno en esta ocasión es que el responsable está entre rejas.

El suceso nos llega directamente desde el condado de Jefferson, Misuri (Estados Unidos). El sheriff de esta localidad se encontraba en plena patrulla cuando se encontró a un perro malherido en una zanja. 

El policía pensó en un primer momento que el perro podría haber sido atropellado, pero su descubrimiento posterior resultó de lo más macabro: el pobre canino tenía el hocico y las patas atadas con cinta americana, estaba casi congelado y llevaba allí muchas horas viendo como la vida se le escapaba. El perro había sido arrojado por la ventana de un vehículo en marcha, ya maniatado a amordazado, por lo que la premeditación del crimen resultaba indiscutible.

Un portavoz de la oficina del sheriff áseguró a KFVS News que el aninal presentaba signos de desnutrición y congelación tras pasar largas horas a la merced de un clima intempestivo. "El pobre sufrió mucho el frío", afirmaron desde la oficina de la autoridad pues la temperatura descendió de los cero grados en esas horas. Según los veterinarios que lo examinaron, pasó al menos 12 horas abandonado a su suerte y completamente inmovilizado. Además, también sufría una conmoción cerebral debido a su caída, presumiblemente desde un vehículo en movimiento. Por suerte, el sheriff del condado se cruzó en su camino.

Afortunadamente, su salvador lo llevó urgentemente a un hospital veterinario para que se hicieran cargo de él. Este pobre perro ha salvado la vida gracias a la ayuda de sus cuidadores, que aliviaron sus dolores y le curaron. Los rescatistas incluso le han bautizado como Jimmy.

El culpable, entre rejas

Lejos de lo que podrías imaginar, el responsable de este acto atroz ha sido identificado y procesado tras cometer esta barbaridad. ¿Cómo fue posible? Rápidamente se comenzó a sospechar y la justicia finalmente le arrestó gracias a las huellas que dejó en la cinta adhesiva que utilizó para atar al perro. El ordenador encontró una coincidencia en el sistema con las huellas de este perverso ciudadano, aunque no era el dueño del perro, pero fue detenido.

El individuo en cuestión se llama Paul García, tiene 39 años y ha sido encarcelado por maltrato animal y se le ha impuesto una fianza superior a los 50.000 dólares mientras espera juicio. Se enfrenta a dos cargos penales: maltrato animal y acción criminal armada.

Se desconoce si este criminal era el indigno propietario real del perro y por supuesto las razones que le llevaron a actuar de esa manera. Mientras tanto, la policía está llevando a cabo una investigación para determinar si este desalmado contó con la ayuda de cómplices.