Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

La espectacular joven que comparte su casa con 90 animales que fueron abandonados

joven vive con 90 animales en su casa
© SWNS

Todos sabemos lo difícil que resulta poner freno a nuestro amor por los animales. En el caso de Adri Rachelle, una chica de 31 años de Atlanta (Georgia, USA), su límite parece no existir. 

Por Ismael G. Cabral Publicado el 26 feb. 2019

En la Tierra Media de los animales

Nuestra protagonista comparte su casa con 90 animales rescados a los que les ha puesto nombres de personajes de El Señor de lo Anillos. Entre ellos se encuentra Bilbo Bolsón (una mula), Gandalf (una cabra), Frodo (un cocker spaniel) y Boromir y Faramir (dos gatos), ¡entre muchos otros!

Adri Rachelle admite con humor que pronto se quedará sin nombres provenientes de la Tierra Media. “Siempre me han gustado los animales, no creo que nadie que me conozca se sorprenda de que haya decidido llevar esta vida”, considera. “Cuando era niña mi habitación estaba llena de animales de peluche y siempre soñé con rodearme de animales reales”, añade.

Ella admite que su obsesión también se extiende hacia el universo de Tolkien. “Sí, también me fascinan los libros y las películas de fantasía, no puedo remediarlo”, constata. 

En la casa de Adri conviven pacíficamente 22 cerdos rescatados de la ganadería, dos perros, ocho gallinas, seis gatos, cuatro loros, cuatro caballos, cuatro pavos reales, cuatro ratas, dos cabras, tres cobayas, cuatro vacas, dos cacatúas, dos alpacas, dos geckos, dos hurones, dos lagartos, una muja, un hámster, un conejo, una tortuga y una serpiente. Eso por ahora. 

adri rachelle vive con 90 animales en su casa
Su mayor deseo es convertir su granja en un santuario de animales reconocido.SWNS

La cama gigante de Adri

Además, ha mandado diseñar específicamente para ella una cama gigante porque dice que a los cerdos les encanta dormir con ella. “Los pájaros también duermen cerca de mí", añade. Ella se mudó a la granja en la que reside en 2015 para poder utilizar todo el espacio posible creando estancias para sus ¡muchísimos! amigos no humanos. 

El coste al que tiene hacer frente cada año es muy elevado, más de 10.000 dólares de media en gastos veterinarios y en alimentos, entre los que se incluyen las peculiares dietas de sus lagartos y su serpiente, que comen gusanos, cucarachas, grillos y ratones congelados.

El que ellos estén satisfechos me llena de felicidad, aunque apenas tenga una media hora para dedicarme a mí misma cada día”, asume. “Por fortuna tengo mucha capacidad de trabajo, y además de limpiar, repartir cariño y dar de comer todos los días hago otras cosas, como trabajar en mi canal de YouTube y atender las redes sociales”. 

Adri Rachelle, la joven que convive con 90 animales
Adri Rachelle junto a uno de sus cerdos rescatados. SWNS

Ellos son su prioridad

Adri Rachelle confirma que cuida y quiere a todos sus compañeros por igual. “Disfruto mucho de ver a los pájaros volar libres, ellos no están encerrados, están conmigo porque se sienten seguros”, dice. En su afán por cuidarlos incluso ha instalado un complejo sistema de cámaras de videovigilancia que le permite mantener la vista puesta en sus animales cuando ella no está en casa gracias al teléfono móvil.

Además, y por fortuna para ella, tiene el apoyo de sus padres, quienes, según dice, le inculcaron todo el amor que siente por los animales. “No hay nada que prefiera hacer antes que estar con ellos”, indica. Y recalca que “todos los animales que conviven conmigo han sido rescatados o bien provienen de personas que dejaron de quererlos, algunos llegaron hasta mí en una situación terrible”.

Quiere convertirse en un santuario

Hay mucha gente que no entiende mi vida y solamente piensa que soy algo así como una coleccionista de animales, pero yo sé que esto no es así y estoy muy orgullosa de mi labor”, reconoce. “Sé que para la mayoría de las personas esta forma de vida no es soportable, porque implica mucho trabajo, mucho ruido y mucha limpieza. Pero para mí es terapeútico, esto es lo más parecido al paraíso que se me ocurre”, concluye.

Actualmente Adri Rachelle ha solicitado el estatus de organización sin ánimo de lucro para su granja con la esperanza de convertir su hogar en un santuario en el que poder dar acogida a más animales. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Adri (@adrirachelle) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Adri (@adrirachelle) on