Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Compran dos bebés gatos de raza esfinge, dos semanas más tarde se dan cuenta de su error

gatos raza esfinge © Shutterstock

Una pareja compra dos bebés gatos de raza esfinge que escondían el secreto mejor guardado del mundo. ¡Te contamos una historia que nos llena de tristeza porque no somos fans de las personas sin escrúpulos aunque el final de este cuento no puede ser mejor!

Por Vanessa Parapar, 25 feb. 2019

¿Te imaginas comprar un gato y que este venga con sorpresa? A nosotros no podría pasarnos uns historia como la que te vamos a contar puesto que todo el equipo de Wamiz apuesta por la adopción y no por la compra de animales. Tras este pequeño recordatorio; viajamos hasta Canadá donde una pareja sufrió un shock de los que no dejan indiferente gracias a esas personas sin escrúpulos que aún habitan en el mundo cuando compraron una pareja de gatitos de raza esfinge o gatos Sphynx. Este tipo de felinos se encuentran en el top 10 de los gatos más buscados del país y... ¡son muchos los humanos que están al quite para realizar todo tipo de estafas! ¡Qué pena!

Un anuncio como otro cualquiera

Shaniya Yung y Shayla Bastarache, junto con su gatos esfigne, son los protagonistas de esta historia. La pareja se encontró un atractivo anuncio en internet que ofrecía felinos bebé de esta raza. Enamorados por las características de esos minimos, la pareja los adquirió y los esperó con los brazos abiertos en su hogar. 

Las dos mujeres fueron a recoger a sus nuevos compañeros de vida el día indicado y en el lugar acordado, sin percatarse de lo que ocurriría después. 

Algo no va bien

Ese fue el presentimiento de ambas chicas cuando comenzaron a cuidar de sus gatos y a pasar tiempo con ellos puesto que los bebés esfinge parecían maltratados y de gatos Sphynx tenían solo el supuesto nombre. 

Dos semanas después de estar con ellos mimándolos y prestándoles toda la atención del mundo, las mujeres se dieron cuenta de que el pelo de los felinos comenzaba a crecer percatándose en ese mismo momento que los pobres bebés de supuesta raza esfinge fueron afeitados para engañar a los compradores. 

Una estafa en toda regla

Ambas mujeres se dieron cuenta de que habían sido engañadas por el comprador y no tardaron ni un segundo en ponerse en contacto con la SPCA con el objetivo de explicar toda la historia e intentar detener al culpable. 

Por su parte, los miembros de SPCA fueron muy claros en su discurso: nunca se deben comprar gatitos en un aparcamiento recordando a las denunciantes que siempre hay que informarse antes de adquirir cualquier animal pidiendo referencias. 

Un final feliz

A pesar de haber pagado más de 1.000 dólares para poder tener entre sus brazos esta pareja de gatos bebé esfinge y de sentirse estafadas, las mujere decidieron quedarse con sus mascotas porque el amor hacia los minimos es más importante que todo lo demás. ¡No esperábamos menos de ellas!