Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Dio a luz a dos bebés tigres que parecían muertos: el instinto maternal hizo el milagro realidad

bebes tigres muertos renacen © BBC

La historia la protagoniza una especie de tigre en peligro de extinción que dejó a sus cuidadores con la boca abierta ante su reacción 

Por Lola Duarte, 8 mar. 2019

Siempre lo digo: la naturaleza es sabiduría, y su fauna nos sorprende cada día. La última historia que se ha hecho viral la protagoniza una tigresa, concretamente una tigresa de Sumatra, una especie en peligro de extinción. Esta hembra dio a luz a dos cachorros que, en principio, parecían que nacieron muertos. Su instinto maternal fue tal que hizo el milagro realidad. 

Los cachorros tigres parecían muertos

En nuestro planeta hay una amplia lista de animales en peligro de extinción. El tigre de Sumatra precisamente es una de las especies que está a punto de desaparecer. De hecho, los expertos estiman que solo quedan entre 400 y 600 ejemplares en todo el mundo. Teniendo todos estos datos en cuenta no es de extrañar lo sorprendete de este acontecimiento.

Cuando Kaitlyn, la tigresa protagonista de esta emotiva historia, se quedó embarazada, los programas de conservación del zoológico de Australia siguieron cuidadosamente su progreso y esperaron ansiosamente el nacimiento de sus crías. Era la primera vez que sería madre y querían asegurarse de que los dos cachorros llegaran al mundo de manera segura y estuvieran bien cuidados.

La clave del instinto maternal

No podemos arriesgarnos a que el tigre de Sumatra se extinga como sus primos, el tigre de Bali y Javan. Como madre primeriza, es aún más importante para los cuidadores del zoológico observar de cerca el nacimiento de los cachorros de Kaitlyn. Deben estar listos para reaccionar en cualquier momento si algo sale mal", cuentan desde el programa de conservación del zoológico de Australia.  

Cuando Kaitlyn dio a luz, la preocupación de sus cuidadores aumentó al ver que una de sus crías luchaba por respirar. Temían que hubieran nacido muertos o no resistieran el parto. Pero Kaitlyn y su instinto maternal supieron qué hacer para que el pequeño sobreviviera. 

Un milagro hecho realidad

La tigresa empezó a lamer a su bebé con la lengua, pero no era solo para limpiarlo. Ese gesto constante estimuló los pulmones del pequeño, por lo que ese movimiento repetitivo de "su hora del baño" -como se quejaba Simba en el Rey León-, ¡estaba ayudando al cachorro respirar!

Kaitlyn se portó como una campeona, fue persistente y siguió bañando al cachorro hasta que respiró con normalidad. Una escena muy hermosa que pudieron disfrutar sus cuidadores y que grabaron para compartilo con el mundo. Ojo al vídeo, a este increíble momento en el que una madre salva la vida de su hijo