Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

¿Por qué mi perro Tucker hace esto cuando estoy dándome un baño? (Vídeo)

perro te sigue al baño
© ©Instagram @Tuckerbudzyn

La dueña de Tucker se pregunta por qué su joven Golden Retriever la persigue a todas partes y tiene esa tremenda obsesión por la bañera. Sabemos que ellos necesitan de nuestro cariño todo el tiempo, pero hay más razones que justifican esta simpática conducta.

Por Jose Manuel Cano, 15 mar. 2019

Tucker, un perro obsesionado con la bañera

Llega a nuestras manos un vídeo de lo más divertido en el que vemos a un perro deseando meterse en la bañera con su dueña mientras ella intenta relajarse con un baño. Las imágenes no tienen desperdicio. La dueña grabó con su móvil a su cachorrito intentando entrar en 'zona prohibida' sin temor alguno al agua. Lo importante era estar con su amada amiga humana. "Cada vez que intento bañarme, ¡esto es lo que hace mi cachorro! Él quiere estar a mi lado en todo momento, ¡incluso si eso significa entrar en la bañera!", comenta ella al subir el vídeo a Youtube. 

El perro en cuestión se llama Tucker y es un joven Golden Retriever que se ha hecho famoso en redes sociales. Su cuenta 'personal' de Instagram tiene ya más de 539.000 seguidores. En la descripción del perro, su dueña, muy activa con esta cuenta (@Tuckerbudzyn) define a su mascota como un "obsesionado por la bañera" y en ella publica multitud de fotografías y vídeos junto a Tucker en sus llamativas peripecias. 

El caso es que en Wamiz podemos responder a la pregnta de su dueño ya que encontramos todo el sentido a este encantador comportamiento y lo hacemos apoyados en opiniones de veterinarios y expertos en conducta animal. Tal y como abordamos en un artículo anterior, son varias las razones por las que tu perro te sigue al baño.

"El perro nos sigue al baño por dos razones principalmente: primero, porque le gusta estar acompañado; y segundo, porque le da ansiedad por separación y la sufre cuando no está el dueño",  nos explica el veterinario y biólogo Felipe Vázquez Montoto, del Centro Veterinario CatDog. Nunca se cansarán de demostrar que son nuestros mejores amigos. Si además mueven el rabo, nos están haciendo ver que su felicidad es total.

Que el perro siga a su dueña al baño se confirma como una conducta instintiva de supervivencia, natural y de amor incondicional. Es su forma de protegerla y sentirse parte de ella. Hay que entender la psicología del perro y saber que lo único que intenta es acompañarla para estar con ella, simple y llanamente. "No cuestiones su devoción, solo disfrútala", recuerda la veterinaria Kathryn Primm en un estudio sobre este tema.

Tres motivaciones caninas

Podríamos resumir las razones de Tucker a la hora de explicar este comportamiento tan compulsivo e intentar por todos los medios meterse en la bañera en tres motivaciones principalmente: ansiedad por separación, protección y pura curiosidad. 

Al intentar introducirse su dueña en la bañera, el perro está diciendole que la quiere. Lo hace cuando intenta pasar tiempo en su habitación, cuando duerme en su cama, cuando se echa a sus pies... ¡y también cuando la acompaña al baño! El perro no entiende que ella quiera estar sola. De hecho, cree que le está haciendo un favor acompañándola al baño. No hay que olvidar que los perros son animales de manada. Son seres sociales y les gusta estar acompañados. 

Tucker
Según las fotogrtafías y los vídeos que su dueña publica en redes sociales, Tucker no tiene ningún miedo al agua.©Instagram @Tuckerbudzyn

Del mismo modo, los perros no entienden de privacidad sino de protección. El concepto de manada está tan arraigado que lo que quiere es que el grupo no se disperse, de ahí que la acompañe allá donde vaya, y al baño mucho más, pues también se despierta en él un cierto instinto de protección en momentos en los que ella está, a su manera de verlo, más vulnerable ante ciertos peligros. Es un acto de puro instinto.

Además, hay ciertos estudios que apuntan a una tercera razón por la cual el perro quiere estar con ella en el baño: pura y simple curiosidad. El perro siente que está en su casa, su territorio, y le gusta estar pendiente de lo que se hace en cada estancia. Le gusta ser parte del proceso.