Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Dejan a un perro atado a una valla en una carretera: la Guardia Civil tiene que intervenir

Guardia Civil rescata a perro
© Twitter | @guardiacivil

Las autoridades intentan identificar a la persona que lo dejó allí abandonado a su suerte. El perro ha sido trasladado al Albergue Insular de Bañaderos, donde ahora espera a una nueva familia que se haga cargo de su adopción.

Por Jose Manuel Cano Publicado el 25 mar. 2019

Abandonan a un perro atado a una valla

No nos cansaremos nunca de denunciar estas barbaridades. La noticia hoy nos llega desde Gran Canaria, concretamente de la pequeña localidad de Teror, donde la Guardia Civil recogió el pasado fin de semana a un perrito abandonado que estaba atado a una de las vallas metálicas de protección de la carretera GC-43, a la altura del kilómetro 7. 

La imagen nos ha helado la sangre. El pequeño perrito llevaba allí varias horas después de que algún desalmado detuviese el vehículo en aquella curva y lo dejase allí abandonado a su suerte. 

El perro no tenía microchip, por lo que no se ha podido localizar al dueño del animal, aunque el Instituto Armado ha iniciado las convenientes averiguaciones para identificar a la persona que lo dejó allí abandonado a su suerte. 

Tras hacerse cargo del animal, la Comandancia de Las Palmas avisó rápidamente a un veterinario del municipio, quien comprobó el estado de salud del perro y lo trasladó al Albergue Insular de Bañaderos (Arucas), donde ahora espera a una familia de verdad para ser adoptado. Si estás interesado en su adopción, te facilitamos en este enlace el contacto de este albergue para que puedas darle una nueva vida. 

La Guardia Civil recuerda que el abandono de animales domésticos o de compañía se castiga con una infracción administrativa a la Ley de Protección de Animales del Gobierno de Canarias, que se sanciona con multas económicas a partir de 1.500 euros.

Del mismo modo, la Benemérita pide colaboración de los ciudadanos y subraya la importancia de denunciar estos casos llamando al Seprona al número de teléfono 062 o contactando por correo electrónico en la siguiente dirección: seprona@guardiacivil.org

Además, señala que en el caso de que se abandone un animal en condiciones en que pueda peligrar su vida o su integridad física, como es el caso, supone un delito de abandono animal y, de la forma en la que se ha producido este abandono, supone, en caso de que se libere solo, también un riesgo para la seguridad vial de los conductores usuarios de la vía.