Ahora en Wamiz :

Publicidad

Alertados por los vecinos, las autoridades entran en una casa donde descubren algo terrorífico al abrir el congelador

camión de policía cat-sad
© Wamiz

Un desalmado ocultaba más de cien cadáveres de gatos en el interior de un congelador. En su vivienda vivían también hacinados y enjaulados entre 20 y 50 gatos en pésimas condiciones de salud. 

Por José Manuel Cano

Publicado el 19/3/19 17:00, Actualizado el 19/12/19 16:38

Una verdadera escena de terror

La imagen desgarradora que vamos a describir nos deja nuevamente sobrecogidos ante la crueldad que algunos seres humanos llegan a ejercer sobre los animales.

La noticia llega directamente desde Estados Unidos y saca una vez más lo peor de las personas. La policía recibió un aviso de algunos vecinos alertando de un posible caso de maltrato animal en el interior de una vivienda aledaña. Allí se personaron las autoridades tras recibir el correspondiente informe y descubrieron que en aquella casa de los horrores vivían hacinados y enjaulados un número incontable de gatos.

Los vecinos ya habían detallado que allí había muchísimos gatos viviendo en condiciones dantescas, pero la sorpresa aún fue más terrible cuando al fin lograron entrar en el interior de la vivienda.

Una vez que decidieron intervenir, la agente Meghan Conti descubrió que allí dentro había entre 20 y 50 gatos vagando por la casa. Los felinos era de diferentes edades y algunos de ellos se encontraban en pésimas condiciones de salud.  

El horrible descubrimiento

Pero aún quedaba por descubrir lo peor. Al continuar con la inspección, Meghan Conti sufrió una de las mayores conmociones que ha podido recibir en su carrera. Al abrir un congelador, cayeron sobre ella hasta cien cuerpos de gatos muertos. La imagen resultaba completamente terrorífica y permanecerá grabada en su mente y sus recuerdos durante mucho tiempo.

El dueño del inmueble, ya condenado en el pasado por un caso de maltrato animal, tendrá que responder nuevamente ante la justicia tras destaparse este caso tan tremendamente sórdido. 

Los gatos que lograron sobrevivir en aquel infierno fueron liberados de aquella cárcel diabólica y trasladados a un centro médico para ser examinados. Ahora se les busca un nuevo hogar para que puedan seguir viviendo en las mejores condiciones posibles.