Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Día Internacional de la Felicidad: los 7 motivos por los que un perro te cambia la vida

dia internacional felicidad perro
© Shutterstock

Solo las personas que tenemos perro sabemos la fortuna que supone que estén nuestras vidas. Logran cambiarnos nuestro día a día mejor, nos contagian su felicidad y te decimos porqué

Por Lola Duarte, 20 mar. 2019

¿Conoces el concepto de perricidad? Es la unión del perro y la felicidad, es la expresión de la alegría del propio perro que contagia casi al instante a su humano. Este concepto existe desde hace mucho tiempo aunque no lo sepamos, pero fueron los amigos del Comando G (una pandilla perruna de Galicia que se dedica al turismo con perros) los que le pusieron nombre y lo extendieron por la Galaxia. Aunque seguro que ellos lo explican mejor que nosotros hoy, en el Día Internacional de la Felicidad, Chufa y yo os queremos hablar de los 7 motivos por los que tu perro te cambia la vida. 

Día Internacional de la Felicidad

Desde bien niños nos venden la moto de que uno de los principales objetivos de la vida  es alcanzar la felicidad. No sé vosotros, pero servidora cree que la felicidad solo son momentos e incluso que hay que pasar por situaciones mala para volver a tener felicidad. La vida es una montaña rusa de emociones y esta lección la he aprendido especialmente desde que Chufa llegó a mi vida. 

Los 7 motivos por los que tu perro te cambia la vida

A lo largo de los siete años que llevamos en esta relación madre e hija perrunas, hay dos etapas que no olvidaré nunca. La primera vez fue a las semanas de adoptarla. Como os he contado alguna vez, ella estaba abandonada en un carretera de montaña junto con sus hermanos y durante un tiempo estuvo muy, muy asustado. Cuando se espabiló comenzó a ser la perra que es hoy: pura energía, cariño y feliz. El segundo es algo más amargo. Tras mucho esfuerzo, logré echar de nuestras vidas a una persona tóxica, “una persona que hizo que la humana no fuera ella misma”, añade Chufa. Esa mismo ser llegó a decir una vez que “el amor es lo que Lola siente por Chufa” algo que, aunque dijo desde sus celos, es una verdad como un templo. 

La tristeza es necesaria para la felicidad

Ya lo dijimos en aquel artículo de San Valentín, ‘Nunca te enamores de una persona que ama a su perro’, pues buscamos ese mismo amor, fidelidad y confianza en un ser humano. Las dos empezamos de cero: nueva casa, nueva vida,… Si no llego a tener a Chufa conmigo esos primeros meses, probablemente me hubiera quedado echa un ovillo en mi sofá. Pero la tenía a ella: había que salir a la calle por narices, a respirar, al campo. Y si tocaba llorar, ella te lamía las lágrimas, ella se acostaba a tu lado. Y esos pequeños momentos también son felicidad y gracias a su ayuda en el camino esa muda de vida fue mejor. 

"Hay palabras que no cambia la vida, pero hay ladridos que nos cambien el alma". Jean Lacroix

¿Sabes otro momento que me encanta de Chufa? Cuando vamos al campo o la sierra y correo metros y metros como una loca. En esa carrera parece como que sonríe, siente libertad y con ella felicidad. Esa alegría logra contagiármela in situ. Igual que cuando juega conmigo u otros perros, ¡tiene tanta energía que parece una cachorra! De hecho, todavía pese a sus 7 años, cuando paseamos por la calle y si para a saludar a un humano o a un perro me preguntan si es un cachorro… ¡si es que está muy loca! 

Cuando abres la puerta de casa

O ayer sin ir más lejos. He estado unos días de viaje y a la vuelta fui a recogerla a casa del amigo donde estaba. Cuando me vio salir del coche el culillo se le desencajaba de la alegría, ese cola va a mil por hora. Ese momento de caderas para venir hacia una y abrazarte ¡no está pagado! Si muestra casi la misma alegría cada vez que entro por las puertas de casa, ¡parece que llevamos sin vernos tres días y solos hace tres horas! Ese sin duda es uno de los momentos que más aprecio de tenerla en mi vida, cuando nos reencontramos. Puedes haber tenido el día más mierda en el trabajo que te olvidas de todo con ese recibimiento. 

Imposible enfadarte con tu perro

Algo parecido ocurre cuando ha hecho una trastada y le regaño. No son muchos los minutos que pasan hasta la reconciliación. Chufa sabe que lo ha hecho mal, pero es una especialista en conquistarte colando su hocico debajo de tu brazo para que le hagas caso y le perdones. ¡Es imposible enfadarse con ella! Ay, cuánto nos queda a los humanos por aprender de estos animales, que sin palabras arreglan antes las cosas que nosotros. 

Podría escribiros la Biblia en verso diciendo todos los motivos por que los tener un perro en tu vida te trae felicidad. Os puedo explicar muchas cosas, pero hasta que no tengáis uno en vuestras vidas no lo entenderéis. Para mí lo mismo importante es que ella es feliz y esa felicidad me la contagia, compartimos esa emoción. Y una de las formas más sencilla que tiene de compartirlo y que disfrutamos más juntas es cuando se sube por la noche a la cama. La tía acaba casi echándome de ella, pero qué a gusto estamos las dos. 


Que tengas un buen Día de la Felicidad 💜