Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Regresa a su coche y alucina con el 'pasajero' que se encuentra en su interior (Vídeo)

koala
© Tim Whitrow - Facebook

Tim Whitrow conducía su coche por unos viñedos situados en el sur de Australia cuando decidió detenerse para probar algunas de las uvas de la zona. Al regresar a su vehículo, se encontró con un 'pasajero' inesperado: un simpático koala que parecía encantado con el aire acondicionado del coche.

Por Jose Manuel Cano, 24 mar. 2019

¡Un koala dentro de mi coche!

Parecía un domingo más en la vida de Tim Whitrow. Este correcto ciudadano australiano estaba pasando una mañana de lo más agradable y placentera conduciendo su coche por unos viñedos situados en Blewitt Springs McLaren Vale, al sur de su país. En un momento dado, decidió detener su verhículo y bajarse para probar algunas uvas de un viñedo familiar y, al regresar a su coche... ¡se encontró con un koala en el interior de su vehículo! 

Este hombre, que por cierto viajaba con su perro, se llevó una sorpresa de lo más inesperada al comprobar que el koala estaba encantado con la situación. Lejos de asustarse con el humano y su perro, el koala parecía disfrutar con el aire fresco que salía del climatizador del vehículo. El perro, igualmente desconcertado, no pudo hacer otra cosa que mirar fijamente al inquietante 'pasajero' que parecía querer sumarse al viaje.

Tim Whitrow, enólogo de profesión, no dudó en sacar su teléfono móvil para grabar la extraña situación"Noté unas orejas mullidas en el asiento trasero y me di cuenta de que había un koala en el coche", explicó al canal 9News. 

Un vídeo que no tiene desperdicio

"Esto es lo que sucede cuando dejas las puertas de tu coche abiertas en un viñedo", comienza comentando en el video. "Los koalas saltan a tu coche, y mi perro está realmente asombrado", añade.

 
Alluca Wine Vineyards

Releasing hitch hiker "Caramello" the Koala to the Alluca wines vineyard scrub in Blewitt Springs McLaren Vale.

Posted by Tim Whitrow on Sunday, March 17, 2019

 

El vídeo da buena cuenta de la situación que tuvo que vivir este hombre. En las imágenes se aprecia al marsupial tranquilamente sentado en el interior de su vehículo mientras Whitrow intenta desalojarle de la forma más delicada posible. "Vamos, amigo. ¿Puedo hacer que salgas de mi coche, por favor?", le preguntó Whitrow con suma ternura al simpático animal. "Vamos, no estoy tratando de lastimarte, vamos. ¿Quieres un poco de agua?"

Whitrow incluso le ofreció una pequeña botella y vertió un poco de agua sobre la boca y la nariz de su nuevo amigo. "Realmente necesito que salgas de mi coche", le comentó con cierto humor cuando apreció que el joven koala no tenía intención alguna de abandonar el automóvil.

Caramello, el pasajero inesperado

Ya amigos, Whitrow le dio la mano a su nuevo acompañante y decidió incluso 'bautizarle': Caramello. El paciente australiano se dirigió al otro lado del vehículo y trató de persuadir a Caramello para que saliese, pero el animal seguía a lo suyo. De hecho, el koala incluso saltó al asiento del pasajero e intentó subirse al salpicadero del coche, clavando sus garras en el cuero. "Sé que estás agradable y fresco aquí con el aire acondicionado, pero... ¡no, no, no, no! ¡no te pongas delante!..."

Sobrepasado por la situación, Whitrow no pudo más que esperar a que su nuevo amigo le hiciese caso. "¡Oh hombre! ¡No subas ahí, compañero! ¿Qué estás haciendo? Esto se está haciendo realmente difícil...”, son algunas de las frases que le oyen decir en la grabación. 

Finalmente, y tras una larga espera, Whitrow logró sacar al koala de su coche con ciertos 'malos modos'. Su 'amigo' pilló la idea y salió corriendo hacia los árboles. "Definitivamente fue un koala distante. Terminé por agarrarlo por el cuello y literalmente empujándolo del salpicadero para sacarlo del auto", comentó al canal 9News. Para su recuerdo, este enólogo australiano asegura que ya guardará para siempre las marcas de las garras de su amigo en el coche. Sin duda, un recuerdo imborrable de su extraño encuentro.