Llega el otoño, ¿cómo cuidar de mi gato?

Gato durmiendo relajadamente | Roberto Herrero

Te damos los mejores consejos para afrontar la llegada del otoño, una época que puede afectar a tu gato en su pelaje, en su salud e incluso en su estado de ánimo.

- Anuncio Publicitario -

Ya está aquí el otoño y con él ha llegado el momento de contarte algunas particularidades de esta estación en relación a los cuidados de nuestro gato. Porque si el verano tenía sus cosas buenas para los perros y los gatos, esta época que se avecina ahora es un tanto especial. Como para nosotros, se trata de una temporada muy delicada para el tema de los resfriados, para la caída del cuero cabelludo e incluso para los cambios de humor. Sí, porque estos cambios de temperatura nos afectan de muchas maneras y lo mismo pasa con nuestros gatos, que no son inmunes a esto. Por eso hoy en Wamiz queremos darte los mejores consejos para que el otoño pase por tu casa con el menor número de repercusiones posible.

Cepilla a tu gato a diario

Ya sabes que el tema del pelo en los gatos es un factor determinante a la hora de cuidarlo. Tal y como nos sucede a nosotros, el animal renueva su pelaje, el cual se convierte en una capa más tupida para afrontar las temperaturas más frías de esta época del año. Por eso de forma natural irá eliminando ese pelo muerto que le acompaña e irá renovándolo poco a poco, con las lógicas molestias que ocasionará en tu casa. Cepíllalo prácticamente a diario, de esta manera conseguirás que se note lo menos posible y acelerarás el proceso de muda del pelaje. Si tu gato es de pelo largo tendrás que hacerlo con más dedicación, aunque, no te relajes, los animales de pelo corto también mudarán generosamente su pelaje. Serás tú quien, por observación directa, vaya determinando si el cepillado tiene que ser más o menos frecuente. Si tienes la suerte de que a tu gato le guste el cepillado, pasaréis un momento muy agradable entre los dos. Si, por el contrario, es más reacio tendrás que esforzarte al máximo por acabar esta función lo antes posible con el mejor resultado.

Gato a punto de ser cepillado | Roberto Herrero

Cuidado con los resfriados

Es cierto que, si nuestro gato no sale de casa, no notará tanto las inclemencias meteorológicas. Sin embargo, si el animal está acostumbrado a entrar y salir de casa o incluso si solo sale a la terraza, tendremos que poner más atención en este sentido, porque puede resfriarse tal y como nos sucede a nosotros. Es recomendable que tenga algún lugar en el que guarecerse en el exterior por si llueve o hace frío en exceso. Cualquier tipo de caseta siempre es una buena solución, ya que podrá observarlo todo con un riesgo mucho menor. También puedes optar por ponerle alguna prenda que le proteja del frío, aunque en este sentido con los gatos hay que tener mucho cuidado y armarse de paciencia, pues no son muy amigos de las novedades. Además, este es un momento perfecto para llevar a nuestro gato al veterinario para que le haga un chequeo general. Él será quien nos diga si el animal necesita algún tipo de cuidado concreto o incluso si tiene que tomar algún tipo de medicación.

- Anuncio Publicitario -
Gato mirando por la ventana | Roberto Herrero

Ojo a los cambios de humor

¿Has notado a tu pareja un tanto irascible últimamente? ¿o incluso algo decaída? Es normal que esto nos suceda en esta época del año y, por tanto, también lo es para nuestra mascota. En animales de edades más avanzadas estos cambios serán mucho más notables, ya que los cambios de temperatura afectan más a los huesos y al sistema articular, provocando una mayor rigidez y, con ella, quizá una apatía generalizada. Si estos cambios de humor se hacen muy notables e incluso ves que afectan al bienestar del animal, conviene que lo vea inmediatamente un veterinario, pues podría esconder un problema más grave. Ten sus vacunas siempre al día y deja que tu veterinario te dé los conejos más específicos para aumentar su bienestar en esta época en la que el estrés puede jugarle malas pasadas. No obstante, tú conoces bien a tu gato y podrás averiguar si necesita tranquilidad o si por el contrario necesita que estés más encima de él. Piensa que es una época un tanto especial y que requiere de nuestra máxima atención, pero que al mismo tiempo también puede ayudar a estrechar lazos entre nosotros.

Leer también: Quiero adoptar un segundo gato en casa, ¿es buena idea?

Soy periodista y también tengo un gato. Como a ti, me encantan los animales y por eso busco historias que merecen ser contadas.