Perrito amputado como castigo obtiene prótesis y disfruta de su nueva vida

Si crees que el maltrato animal es horrible en los Estados Unidos, imagina lo común que es en países sin leyes que protegen a los animales.

- Anuncio Publicitario -

Cola, un perro de Tailandia, soportó un mundo de pesadilla cuando tenía solo nueve meses. Mordisqueó un par de zapatos del vecino de su dueño, como todo cachorro haría, y aunque su humano le ofreció el dinero para reponer los zapatos, el dueño del calzado tomó una espada y atacó al perro, quitándole sus patas delanteras. El castigo de este criminal fue solo un mes de detención, según ABC News.

El perrito empezó a desangrarse por las heridas y logró llegar a la clínica con vida de milagro. Allí lo transportaron a uns instalación veterinaria especializada en Bangkok, donde lo ayudaron a recuperarse.

Por fortuna para Cola, eventualmente lo llevaron a una fundación de rescate en Tailandia llamada Soi Dog Foundation. Una vez ahí, el perrito que ahora tiene un año y se cree que es un pastor alemán recibió un par de patitas prostéticas. Un video de la prueba de Cola se hizo viral y es fácil entender por qué: los trabajadores casi no pueden terminar de ayudar al perrito con su prótesis por la cantidad de amor y besos que Cola les da.

- Anuncio Publicitario -

Miren esto:

“¡Un minuto, Cola!”

Resulta que Cola, además de ser divertido y energético, tambíen aprende rápido.

“Al principio tenía ruedas para ayudarlo a moverse mientras las heridas terminaban de sanar”, relató John Dalley, cofundador de Soi Dog Foundation con su esposa Gill, en una entrevista a ABC. “Pudo adaptarse a caminar sobre sus patas traseras como un canguro, pero con éstas puede correr y jugar.

¡Mira como va!


- Anuncio Publicitario -


No solo tiene dos patitas nuevas, Cola también ha encontrado un hogar permanente con la amorosa y más que capaz familia Dalley. Resulta que Gill y Cola establecieron una amistad inemdiata y comparten un trauma común: también es doble amputada, producto de una infección bacteriana que contrajo en 2004 durante un rescate en un campo inundado.

El Sr. Dalley explicó que, si bien son trágicas, las historias como las de Cola son comunes en Tailandia. “Todas las semanas recibimos perros atacados con machetes; aquí es común tener uno para cortar el pasto, por lo que a veces rescatamos perros sin una patita, pero casi nunca ocurre que les corten dos”, confesó en la nota. “Tristemente, ya no nos sorprende”.

- Anuncio Publicitario -

En cuanto a Cola, el dulce cachorrito puede disfrutar el resto de sus días en un hogar seguro y lleno de amor. Y gracias a los Dalley, miles de perros como Cola han sido rescatados, rehabilitados y readoptados. ¡Qué pareja tan asombrosa!

Si quieres salvar la vida de los perros en Tailandia, la fundación Soi Dog facilita la adopción de perros en hogares a nivel mundial por un costo muy razonable. Si deseas realizar una donación para ayudar a otros perros como Cola, pulsa aquí.

FUENTEIHeartDogs