Este perro con la cabeza y el cuello inflamados dejaron al veterinario horrorizado

Perro cabeza cuello grande
El veterinario quedó horrorizado cuando descubrió qué le ocurría a Gus | Houston K-911 Rescue

Este pobre perro sin hogar fue encontrado con la cabeza y el cuello visiblemente hinchados. Los especialistas quedaron perplejos al conocer las razones de su lamentable estado.

- Anuncio Publicitario -

Un día más, nos sobrecogen noticias que nos dejan el cuerpo raro cuando descubrimos la inmensa crueldad del ser humano. Ocurrió en Texas, Estados Unidos. Laura Jean, una rescatista de perros independiente, conducía su coche a finales del mes de agosto cuando se topó en la carretera con un perro aparentemente abandonado y con una peculiaridad muy llamativa en su físico: su cabeza era gigante.

“Lo vi en medio de la calle, caminando de frente al tráfico. Simplemente me detuve e intenté atraparlo, pero él se escapó… ni siquiera estaba interesado en mí”, recuerda ella, que no se dio por vencida y volvió a buscar al animal horas después por la misma zona.

Perro maltratado disparado cabeza grande
El cuello de Gus presentaba este increíble hinchazón | Houston K-911 Rescue

Acostumbrada a este tipo de búsquedas, intentó atraer al perro con comida, pero tampoco tuvo éxito. El perro se escondía y parecía muy asustado. Más tarde, esa noche, regresó con dos amigos voluntarios, Tom Heller y Rob Acuña, y finalmente consiguieron dar con él.

- Anuncio Publicitario -

Inmediatamente le trasladaron a la clínica veterinaria Vergi y Houston K-911 Rescue se hizo cargo de su cuidado. El veterinario le examinó con detenimiento y alcanzó el diagnóstico más horrible que podrían esperar: el joven perrito -apenas tenía ocho meses de edad-, había sido maltratado con un cordón de zapatos atado alrededor de su cuello, una cuerda que estaba tan apretada que había causado que su cabeza y su cuello se hincharan de esa manera.

Este perro con la cabeza y el cuello inflamados dejaron al veterinario horrorizado
El joven perrito, de apenas ocho meses, fue sometido a todo tipo de crueldades | Houston K-911 Rescue

Bautizado por sus rescatadores como Gus, el especialista médico aseguró que su cabeza triplicaba el volumen normal, aunque este hallazgo no fue lo peor. Tras someterle a una radiografía, el equipo encontró varias balas en su cuerpo. ¡También le habían disparado varias veces! Gus tenía hasta 28 perdigones alojados en su organismo. Casi todos los impactos se encontraban en la parte derecha de su cuerpo. Todo apunta a que lo sujetaron mientras alguien le disparaba. Una auténtica barbaridad.

Sus lesiones eran tan graves que los veterinarios no estaban seguros a aventurar su supervivencia. El perro sentía mucho dolor y evidentemente temía a los seres humanos. Sin embargo, Gus fue sometido a una complicada cirugía y logró salir adelante en la operación.

- Anuncio Publicitario -

“Al principio estaba un poco nervioso, pero cogió confianza bastante rápido. Ahora menea la cola y come bien. Le gusta meterse en las camas de otros perros cuando tiene oportunidad, así que está desarrollando poco a poco su personalidad, lo cual es realmente agradable de ver”.

Un perro con la gigante revela el diagnóstico más cruel posible
Gus ha logrado salir adelante tras la operación y una familia le ha adoptado | Houston K-911 Rescue

Gus aún necesitará varias semanas para recuperarse por completo, pero ha encontrado la felicidad que le fue negada en el comienzo de su vida. Una familia ha adoptado a este luchador que se merece todo lo mejor.

Leer también: El terrible peligro para matar a tu perro que usan en las calles de España

Soy periodista y me gusta contar historias. Amigo, hermano y dueño de Lucky, un inquieto podenco andaluz que vive siempre a medio metro de mí. Cada día intento conocerlo un poco más.