Ven a un perro vagando al borde de un iceberg y sorpresa: ¡No es lo que se esperaban!

 

- Anuncio Publicitario -
perro iceberg
¿Qué es?

Un viaje por medio del océano Atlántico acabó con el rescate de un pobre zorro polar que vagaba a bordo de un iceberg y que estaba a punto de perder la vida.

Hoy en Wamiz te traemos una preciosa historia de supervivencia, que vuelve a evidenciar que aún quedan buenos seres humanos, dispuestos a hacer lo que sea por salvar la vida de algún animal en peligro. Como en el caso del gatito Otto, que apareció agonizando en una carretera tras ser atropellado, las opciones de sobrevivir de nuestro protagonista eran muy limitadas. En pleno océano Atlántico, cerca de la costa canadiense de Labrador,  un iceberg flotaba mar adentro cuando un barco pesquero avistó algo inusual en su parte superior. En principio pensaron que se trataba de una cría de foca o incluso de un perro, pero al acercarse comprobaron que era un zorro polar. El animal estaba realmente asustado, consciente de que corría un serio peligro. En esa zona las gaviotas son realmente agresivas y ya habían comenzado a atacarlo. En las fotografías puedes observar la situación límite que atravesaba.

- Anuncio Publicitario -

View this post on Instagram

Managed to nurse this little baby back to health the other day with @cliffordrussell9455 amd @alanrussell7 🐺 His fur should be brown by now but he was on that piece of ice for so long that it never changed colour.

- Anuncio Publicitario -

A post shared by Mallory Harrigan (@malloryharrigan90) on

Mallory Harrigan y su novio Cliff Russell estaban pescando cangrejos cuando pudieron ver al animal: “Probablemente estaba buscando algo de comer, el hielo se rompió y se quedó solo a bordo del iceberg. Al principio intentó huir de nosotros, nos costó mucho convencerlo. Tuvimos incluso que romper el hielo. Luchó por escapar hasta que ya no pudo moverse y le metimos en el bote. Se quedó en una esquina porque estaba demasiado débil para hacer nada y se quedó dormido la mayor parte del camino. Cuando volvimos se puso un poco nervioso, pero cuando le dimos algo de comer ya se quedó más tranquilo”. Cuando llegaron a tierra, la pareja dejó al animal descansando en una perrera cercana, que posteriormente le devolvió a la naturaleza.

Lee también: Un gato atropellado y un refugio que consigue salvarle: la historia de Otto

Soy periodista y también tengo un gato. Como a ti, me encantan los animales y por eso busco historias que merecen ser contadas.