Perro policial es despedido por ser “muy amigable”, pero consigue un trabajo mucho mejor

Él es Gavel, un pastor alemán que perdió su empleo como perro policial por ser muy amistoso. ¡Increíble!

- Anuncio Publicitario -

En vez de olfatear explosivos y capturar tipos malos, el perro estaba interesado en jugar y recibir cariños en la panza.

Por fortuna, de inmediato consiguió una oportunidad de empleo más acorde a su personalidad.

Ant.1 de 3

- Anuncio Publicitario -