13 alimentos muy peligrosos para los perros

Como dueños de perros, todos nos hemos visto tentados a compartir un poco de la cena con nuestro amigo que nos mira con ojos irresistibles de ruego y clamor. Pero ten cuidado, pues por hacer feliz a tu mascota puede que solo consigas causarle problemas de salud. Jean-Luc, un educador canino, ha preparado una lista de 13 alimentos que pueden ser tóxicos para nuestros angelitos.

1 – Huesos

Los huesos cocidos son peligrosos para los perros. Una vez los cocinas, los huesos se vuelven quebradizos, lo cual puede causar astillas al romperse. Estas astillas pueden quedar atascadas entre los dientes y perforar las paredes intestinales o causar asfixia. Nunca alimentes a tu perro con huesos de pollo o conejo; mejor comparte cartílago de carne con tu mascota.

2 – Chocolate

El chocolate es peligroso para los animales porque contiene teobromina, un componente que actúa como estimulante cardíaco y diurético. Un gran pedazo de chocolate puede inducir vómito, diarrea y, sobre todas las cosas, hiperactividad. La teobromina aumenta el ritmo cardíaco y causa latidos irregulares.

La muerte es una posibilidad, más aún si el perro es físicamente activo. El chocolate en grandes cantidades puede envenenar e incluso matar a un perro de tamaño mediano o grande.

3 – Alcohol

El consumo de una pequeña dosis de alcohol puede desorientar a un perro y hasta volverlo agresivo. Una dosis mayor puede inhibir el sistema nervioso central, afectando su respiración, ritmo cardíaco y pudiendo incluso causar la muerte.

4 – Lactosa

Aunque los cachorros pueden beber leche de vaca, los perros adultos son intolerantes a la lactosa, puede causar vómito y diarrea. Si les gusta la leche, asegúrate de darle leche sin lactosa.

5 – Cebolla

Las cebollas son tóxicas para los perros porque contienen disulfato de alilo y propilo, que daña sus glóbulos rojos hasta el punto de la muerte prematura de estas células, que no se recuperan porque su producción sigue ocurriendo a la misma velocidad.

Un perro se puede envenenar con cebolla al consumir grandes cantidades, o al ingerir pequeñas dosis de manera intermitente. Esto puede causar asfixia, pues el número de glóbulos rojos (que transportan el oxígeno) se ve reducido.

6 – Carne o jamón salado

Ambos tipos de carne están llenos de grasas y preservantes. Las salchichas y embutidos hechos a base de carne salada con peligrosos para tu perro, ya que pueden producir dolor de estómago e inflamación en el páncreas, pues la sal causa consumo atípico de agua que tiene como consecuencia una acumulación anormal de gas, pudiendo incluso matar al animal.

7 – Ajo

Contiene una sustancia tóxica, tiosulfato, pero parece ser menos tóxico que la cebolla. Para que un animal sufra de envenenamiento por ajo, debe consumir una cantidad muy grande de este condimento.

8 – Cafeína

Tal como sucede con el chocolate, la cafeína estimula el sistema nervioso central y el sistema circulatorio, y durante las horas siguientes a su consumo puede provocar vómito, inquietud, palpitaciones cardíacas y hasta la muerte.

9 – Aguacate

El aguacate es rico en grasa, y puede causar dolor estomacal, vómito y pancreatitis. La cáscara es venenosa para los perros y puede obstruir su intestino.

10 – Atún

El atún provee omega-3 y -6, pero no contiene taurina, un aminoácido que mantiene la fuerza del músculo cardíaco.

11 – Uvas y pasas

Pueden dañar los riñones y causar efectos indeseados.

12 – Claras de huevo

Contienen avidina, que destruye la biotina, es decir, vitamina B8, necesaria para metabolizar proteínas y grasas.

13 – Hongos

Tal como ocurre con los humanos, el envenamiento con hongos puede ser fatal para un perro, pues causa graves problemas hepáticos y afecciones neurológicas. Consulta a tu veterinario de inmediato si sospechas que tu perro ha comido hongos.

> Aprende más sobre cómo alimentar a tu perro

Mi perro ha ingerido comida venenosa. ¿Qué debo hacer?

Si tu mascota ha comido alimentos peligrosos, contacta rápidamente a tu veterinario y describe precisamente la cantidad ingerida y los ingredientes del producto. Si es necesario, te pedirá que lleves a tu perro a una consulta para poder inducirle vómito.

Es importante actuar rápidamente, evitando que pasen más de dos horas después de la ingesta de los alimentos problemáticos.

Si tienes dudas, puedes contactar al centro de control de envenenamiento animal (CAPA Quest) en Nantes, donde te ayudarán a saber si la comida que tu perro consume constituye un riesgo.

Jean-Luc
Educador canino

Ver otros artículos