Preguntas que debes hacerle a un criador de perros

Para elegir al “perro adecuado” debes saber lo que quieres. Sobre todo, debes explicarle con claridad tus expectativas al criador (si quieres un perro para las exhibiciones, como mascota, como perro de trabajo, etc.) y hacer todas las preguntas necesarias. También debes describir cuidadosamente tu hogar y tu jardín (si tienes uno), así como también a todos los miembros de tu hogar, sus personalidades y estilos de vida. Toda esta información le permitirá al criador entender tu situación personal y guiar tu elección hacia un cachorro u otro.

Entiende de dónde viene el cachorro

Los compradores siempre deben pedir ver a la madre de los cachorros con sus propios ojos.  El padre no necesariamente vivirá en el mismo lugar, en cuyo caso deberías pedir ver una foto o de preferencia un video.  Esto te permitirá ver el aspecto, el carácter y el estado de salud en la genética del cachorro. Es poco probable que la madre se encuentre en un estado de salud óptimo luego de pasar por un embarazo, un trabajo de parto y alimentar a su camada.  Sin embargo, ella no debería verse demacrada: una madre demasiado débil criará cachorros débiles.

Si buscas un cachorro para que se convierta en un perro de trabajo o perro de exposición, debes averiguar qué tan bien lo han hecho los padres en cada una de estas actividades. Del mismo modo, es importante saber si los padres sufren de displasia de cadera (una condición extremadamente grave que afecta a muchas razas de perros): infortunadamente, incluso los descendientes de perros no afectados pueden padecer esta condición. Pero cuando ambos padres se ven afectados, el riesgo de displasia en su descendencia aumenta significativamente, incluso si la condición en los padres es leve.

También debes averiguar sobre posibles problemas oculares como cataratas o atrofia progresiva de la retina: nuevamente, puedes conocer el riesgo para los descendientes viendo la historia de los padres.  Vale la pena hacer las mismas indagaciones sobre todas las características psicológicas y físicas del cachorro: un descendiente de dos perros grandes no será necesariamente un perro grande, pero la descendencia de dos ejemplares de tamaño mediano será casi con certeza de tamaño mediano. Las excepciones a estas reglas son muy raras.

Preguntas adicionales

Una vez que hayas elegido un cachorro, también deberías pedirle al criador:

– Algunas latas del alimento que el cachorro haya comido hasta ese entonces.
– Un paño o una manta de la jaula o recinto en donde originalmente vivía el cachorro, de modo que pueda asociar a su nuevo propietario con un aroma familiar, lo que ayudará a que su primera noche lejos de su antiguo hogar sea más fácil.

Ver otros artículos