Pit Bull sin orejas escapa del maltrato y recibe una vida mejor

¡Quiero darle un gran beso!

NANA THE EARLESS PIBBLE
NANA THE EARLESS PIBBLE

Los pezones de Nana, la pit bull, cuelgan igual que su panza. Es muy notorio y, por eso, a menudo le preguntan a su humana, Stephanie Doris, si tiene cachorritos en venta.

- Anuncio Publicitario -

No es así. Esa es la apariencia de Nana. Los veterinarios suponen que Nana tuvo cerca de 15 camadas de perros antes de ser abandonada en una perrera en la ciudad de Los Ángeles hace dos años.

Tenía aproximadamente 8 años y no lucía bien, más allá de la críanza forzada. No tenía dientes; no se sabe si sus antiguos dueños se los removieron o lo hizo ella misma por la desesperación de vivir en una jaula.

Nana tampoco tiene orejas. Los veterinarios creen que fue un trabajo hecho por personas que no sabían lo que hacían y no trataron las infecciones que sufrió durante años. Estaban llenas de hongos y pólipos cuando fue adoptada, así que tuvieron que remover su canal auditivo.

Nana está sorda ahora, pero también está a salvo.

“Nunca voy a entender cómo alguien puede hacerle esto a un perro, especialmente a uno tan dulce e inocente como Nana, pero agradezco que la hayan dejado. Si no lo hubieran hecho, ella no estaría conmigo ahora”, declaró Doris. “Ha perdonado a los humanos y a mi modo, yo también los perdoné”.

NANA THE EARLESS PIBBLE
NANA THE EARLESS PIBBLE

En febrero de 2013, cuando Nana fue abandonada en la perrera, Doris no buscaba adoptar un perro. Tampoco le gustaban mucho los pit bulls.

Pero se consiguió una fotografía de Nana por coincidencia, con una petición de un empleado de la perrera para quien quisiera darle un hogar temporal a la perrita. Sin pensarlo mucho, aceptó.

“Hasta el día de hoy, no puedo explicar qué me motivó a solicitar su adopción. Lo que sí sé es que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado”, explica Doris.

NANA THE EARLESS PIBBLE
NANA THE EARLESS PIBBLE

Todo indica que Nana está de acuerdo.

El hogar temporal se convirtió en uno permanente tras seis meses de estadía.

A pesar de su duro pasado, Nana vive una segunda oportunidad y tiene una vida casi perfecta, llena de juguetes, bocadillos y amor.

Yum, mom gave me the last of the honey dew melon! (Listen to the snorts!)

Gepostet von Nana the Earless Pibble am Sonntag, 27. September 2015

- Anuncio Publicitario -

Hasta hace poco, Nana y Doris vivían al sur de California y visitaban la playa regularmente.

Ahora viven en Nevada, donde Doris estudia medicina y Nana pasa el día en un sofá, moviéndose de una cama a otra y pasándola bien, hasta que Doris llega a casa y la llena de cariño.

“Ama la vida. Le fascina dormir y acurrucarse”, según Doris. “Le encanta cuando acaricio sus orejitas, se derrite cuando lo hago”.

NANA THE EARLESS PIBBLE
NANA THE EARLESS PIBBLE

Este dúo dinámico también encuentra tiempo para crear conciencia sobre lo geniales que son los pit bulls. La manera como estos perritos son maltratados, descartados como basura y aún ser seres llenos de amor es asombrosa, y Nana es prueba viviente de ello. Solo hay que darles una oportunidad.

Doris maneja populares perfiles de Nana en Instagram y Facebook, donde destaca su adorable personalidad. Ambas ayudaron a difundir una enorme recaudación en línea para perritos en adopción, hecha por el grupo I Am Not A Monster (No soy un monstruo, en inglés).

Doris y Nana también se presentaron en la Marcha Pibble de 2014, organizada por la actriz Rebecca Corry en Washington. Pibble es un término de cariño para los pit bulls. Corry comenzó a crear conciencia sobre los pit bulls inspirada por su perrita rescatada del maltrado, Angel.

“Stephanie comparte mi pasión por los pit bulls”, declara Corry. “Gracias a Nana, ella también ha demostrado lo especiales e importantes que son estos perritos, además de llenar de inspiración a la gente a través de sus historias de rescate y transformación”.

“Ese día fue muy especial para nosotros, así como los días siguientes, porque conocimos personas llenas de pasión que piensan como nosotros”, explicó Doris.

NANA THE EARLESS PIBBLE
NANA THE EARLESS PIBBLE

La gran meta de Doris es que, a través de Nana y su vida en las redes sociales llenas del lado cariñoso de esta sobreviviente, las personas se inspiren a adoptar perros mayores (especialmente pit bulls) y así darles una segunda oportunidad de vivir.

Esa segunda oportunidad puede ser maravillosa.

“Existen muchas como Nana alrededor del mundo, esperando a alguien que quiera darles amor”, relata Doris.

Hoy en día, Doris trabaja duro para aprobar el primer año en la escuela de medicina.

Lo crean o no, Doris le da crédito a Nana y la llama “mi mejor compañera de estudios”.

“Apuesto que se siente bien por no poder escuchar, porque siempre estoy repasando mis estudios para ayudarme a aprender bien. Ella hace como si prestara atención, pero en realidad sé que piensa en su próximo bocadillo”.

En realidad es justo. Nana ya ha sufrido lo suficiente.

- Anuncio Publicitario -

Watch out, world! Dr. Nanners may be coming to a hospital near you (in 4 years). ?? #medicalstudent #medschoollife #whoknewstethoscopescouldlooksogood #journeyofnana

A photo posted by Nanners (@journeyofnana) on

- Anuncio Publicitario -