Pitbull callejero con un tumor ocular demuestra que todos merecemos una segunda oportunidad

Cuando se acercaron para rescatarla, quedaron asombrados.

Pitbull_callejero_con_un_tumor-01

Los amigos de Hope For Paws se dan a conocer por rescatar animales que encuentran vagando por las calles, viviendo en las condiciones más desafortunadas. Savannah era uno de esos animales.

- Anuncio Publicitario -
Eldad Hagar/Flickr
Eldad Hagar/Flickr

Al principio, Hagar y su equipo de rescatistas pensó que la pitbull que encontraron era un macho. Estaba echada en la grama de un parque, el sitio por excelencia para abandonar una mascota. Tenía una herida en una de sus patas traseras y había pasado hambre por tanto tiempo que no podía levantarse.

Pitbull_callejero_con_un_tumor-03

Cuando Hagar se acercó al rostro de Savannah, quedó atónito. El ojo izquierdo de la perra estaba completamente nublado y sobresalía de su cráneo. Era claro que necesitaba ayuda, pero cuando el equipo de rescate vio el resto de su cuerpo, se dieron cuenta de que casi no llegan a tiempo para salvarla.

Pitbull_callejero_con_un_tumor-04

Estaba tan delgada que la piel le colgaba y los huesos se le marcaban en todo el cuerpo. Lentamente aceptó un poco de comida pero no bebía agua hasta poder tragar los alimentos. Fue imposible determinar cuánto tiempo estuvo vagando por las calles, pero el dolor y el abandono que soportó era evidente.

Cuando Hargar se inclinó para alzarla, ella se quedó quieta, no luchó pero tampoco estaba segura de cómo dejarse llevar ante lo que probablemente fue el primer acto de bondad humana que había recibido en mucho tiempo.

Pitbull_callejero_con_un_tumor-05

Eldad Hagar/Flickr
Eldad Hagar/Flickr

En un correo electrónico enviado al Huffington Post, Hagar describió lo desesperanzada que se veía Savannah a primera vista:

- Anuncio Publicitario -

“Cuando me acerqué a los arbustos donde estaba escondida, me di cuenta de que ella no podía defenderse. Tenía tanta hambre, estaba tan cansada… El proceso de inanición es horrible. Primero, el cuerpo consume toda la grasa en busca de energía, luego los músculos, luego los órganos internos… es una muerte lenta y dolorosa”.

Una muerte dolorosa era la que Savannah sufriría si los humanos de Hope For Paws no hubieran llegado a tiempo. Los veterinarios descubrieron que su ojo izquierdo estaba infectado y que en su oreja izquierda había crecido un tumor. La cirugía fue pospuesta dos veces para darle a Savannah una oportunidad de mejorarse, pues estaba muy débil para salir viva de la operación.

Luego de remover su ojo y el tumor, la verdadera personalidad de Savannah salió a relucir inmediatamente.

Pitbull_callejero_con_un_tumor-07

Libre del dolor y de su pasado amenazante, la trasladaron a un hogar temporal donde fue feliz de compartir juguetes, comida y hasta una cama con su hermana adoptiva.

Eldad Hagar/Flickr
Eldad Hagar/Flickr
Eldad Hagar/Flickr
Eldad Hagar/Flickr

Para ser una perra que pasó mucha hambre y se vio forzada a sobrevivir tanto tiempo por sí sola, su capacidad para compartir todas las cosas que en algún momento fueron escasas en su vida sin ningún tipo de recelo es poco común y sirve como recordatorio de que perros como Savannah merecen una oportunidad de tener una familia que los ame.

 Eldad Hagar/Huffington Post
Eldad Hagar/Huffington Post

La sociedad humanitaria ‘Una Segunda oportunidad para amar’ (Second Chance at Love Humane Society) se hizo cargo de los arreglos para que esta dulce chica fuera adoptada.

Puedes ver el video de su increíble rescate a continuación:

- Anuncio Publicitario -


Para más rescates conmovedores y noticias de perros como Savannah, sigue a Hope For Paws y Second Chance At Love en Facebook.

FUENTEBarkpost