¿Los gatos pueden comer comida de perros?

Pueden gatos comer comida perro
El pequeño gatito mira con deseo la comida de su hermano, pero no debe probar bocado | Shutterstock

¿Qué pasa si un gato come pienso de perro? Despeja tus dudas en este artículo y asegúrate de que tu gato no corre riesgos.

- Anuncio Publicitario -

Pese a que pueden convivir bajo el mismo techo, perros y gatos son muy distintos en sus hábitos y necesidades, principalmente en lo que respecta a su nutrición. Muchas personas creen que sus mascotas pueden compartir y mezclar sus comidas sin problema, pero se equivocan. Aquí en Wamiz analizaremos los riesgos reales que corren nuestros gatos si comienzan a incluir en su dieta la comida de sus hermanos domésticos caninos.

Los perros se ‘alimentan’ mejor

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los perros son capaces de transformar los alimentos que ingieren en vitamina A, capacidad de la que no disponen los gatos, por lo que la comida para perros, compuesta en altas dosis por betacaroteno -un pigmento que el perro transforma en vitamina A-, es totalmente inocua para el gato, no le alimenta. Dicho de otra manera, el felino necesita que su comida contenga directamente la vitamina.

¿Qué comen los gatos?

Según la Organización Colegial Veterinaria Española, los gatos necesitan nutrientes con alto contenido en proteínas, grasas y taurina (un aminoácido vital para el funcionamiento de su organismo a nivel digestivo, cardíaco, visual y reproductor), por lo que es fundamental que su dieta incluya esta enzima. El organismo de los perros es capaz de crear taurina por sí mismo, por lo que sus piensos no incluyen necesariamente esta sustancia.

gatosnocomenpiensoperros
Los perros y los gatos tienen diferentes necesidades nutricionales | Flickr

El pienso canino suele ser bajo en grasas y proteínas, por lo que sus valores nutritivos son exactamente a la inversa de lo que necesitan los gatos, que además requieren otro elemento que los perros también producen, el ácido araquidónico, un acidulado graso que debe también ser suministrado en su alimentación.

¿Qué le puede ocurrir a mi gato?

Así pues, si un gato se alimenta única y exclusivamente con comida para perros, a buen seguro que a la larga presentará grandes síntomas de desnutrición y podría contraer graves enfermedades. Ahora bien, esto ocurrirá si su (mala) alimentación es prolongada en el tiempo y se convierte en un hábito. No tendrás que preocuparte si un día tu gato se ha comido el plato de pienso del perro, no le pasará nada, simplemente has de saber que, aunque aparentemente le haya gustado, realmente no ha comido lo que necesita, por lo que es como si se hubiese quedado con hambre.

- Anuncio Publicitario -

En cualquier caso, si por alguna razón tu gato se ha quedado un día sin su comida, el ‘plan B’ no debe ser el plato del perro. Es mejor saciar su apetito con atún, salchichas, pollo, carne picada… lo que más le guste a tu compañero de vida. Al fin y al cabo no se le puede dejar sin comer y… ¡un día es un día! Eso sí, no hay que olvidar regresar a su dieta habitual lo más pronto posible.

Del mismo modo sucede al contrario: los perros tampoco pueden comer comida para gatos. Cierto es que los canes pueden encontrar una alimentación más saludable en la dieta de sus hermanos, pero ni mucho menos es aconsejable.

Leer también: Quiero adoptar un segundo gato en casa, ¿es buena idea?

 

 

- Anuncio Publicitario -

 

 

 

 

Soy periodista y me gusta contar historias. Amigo, hermano y dueño de Lucky, un inquieto podenco andaluz que vive siempre a medio metro de mí. Cada día intento conocerlo un poco más.