¿Qué enfermedades puede detectar un perro? ¡Aquí tienes una lista!

enfermedades que reconocen los perros
La cabeza de un perro es su principal fuente de información sensorial.

Todos sabemos que los perros tienen un extraordinario sentido del olfato. Y ahora nos enteramos, gracias a la ciencia, que también pueden detectar enfermedades graves incluso más rápido que las pruebas médicas convencionales.

- Anuncio Publicitario -

El olfato canino es único. Hasta ahora hemos visto a cientos de perros en todo el mundo enfrascados en la búsqueda de drogas, bombas, personas vivas enterradas por un terremoto o cuerpos de fallecidos. Entender cómo funciona su olfato lleva llamando poderosamente la atención de la ciencia desde hace cientos de años.

Ahora los expertos han empezado a demostrar que nuestros amigos peludos también son capaces de detectar enfermedades como el Parkinson y la diabetes. Esto es así porque, por ejemplo, los tejidos malignos liberan químicos muy diferentes de los que liberan los tejidos sanos, y esta es la diferencia que ellos rastrean. Por ejemplo, recientes estudios han comprobado que los perros pueden oler la orina de una persona con cáncer y reconocer la enfermedad.

Mucho más conocida es la idea de que los perros detectan la diabetes, porque ya existen numerosos testimonios de personas que así lo aseguran y lo constatan. Incluso hay un entrenamiento específico para que los perros detecten los niveles bajos de azúcar en sangre de las personas. Pero no son estas las únicas enfermedades que están al alcance de su… ¡trufa!:

Malaria

El pasado mes de octubre se dio a conocer un extraordinario hallazgo en el encuentro anual en Nueva Orleans (EEUU) de la Sociedad Americana de Medicina Tropical. ¿Que en qué consistió? Un estudio ha demostrado que los perros (la prueba se hizo con labradores) pueden darse cuenta al oler los calcetines usados de alguien contagiado por el parásito de que esta persona padece la enfermedad.

- Anuncio Publicitario -

Diabetes

Ya te lo hemos adelantado. Al igual que los perros lazarillo, cada vez más son los médicos que hablan a sus pacientes diabéticos de esta realidad. De hecho, en Inglaterra existe la organización benéfica Hypo Hounds, que capacita a los perros para oler los cambios corporales en la respiración o el sudor del dueño pudiendo de este modo alertarle de un cambio en la presencia del azúcar en la sangre. Los perros lo detectan incluso más rápido que un monitor de glucosa.

Cáncer de próstata

En 2015 un equipo de científicos italianos consiguió capacitar a dos pastores alemanes para que estos detectasen sustancias químicas asociadas con el cáncer de próstata en la orina. La tasa de éxito del experimento se mantuvo en el 90% nada menos, un valor muy elevado especialmente si tenemos cuenta que la prueba analítica estándar (PSA) no se tiene por confiable al cien por cien.

Por cierto también se está investigando sobre la posibilidad de que los canes sepan detectar el cáncer de pulmón en una fase inicial. Nada de esto nos debería de extrañar, pues ellos tienen 300 millones de receptores olfativos. ¿Los humanos? Solo tenemos 5 millones…

Cáncer de mama

En Inglaterra también se están entrenando perros con este fin. Y en España lo hace la Fundación Bocalán. Si se avanza en esta dolencia se reducirá también considerablemente la exposición a la radiación a la que las mujeres están expuestas al someterse a las actuales pruebas diagnósticas.

- Anuncio Publicitario -

Parkinson

De momento las pruebas están todavía en una fase muy experimental. Pero hay quienes especulan que los perros podrían detectar la posibilidad de que una persona contraiga la enfermedad incluso varios años antes de que esta empiece a provocar los primeros síntomas.

Lee también: La reacción de este perro ante los resultados de sus estudios de cáncer es ¡simplemente perfecta!

Periodista. Hablo de animales y de cultura. Y me empeño en conectar una cosa con la otra. Pero no siempre. Cuando me preguntan por mi vida pienso en los perros que me han acompañado hasta hoy. Bueno, y en los gatos. Y en los hámsters, y en las palomas... Por el camino decidí hacerme vegano.