¿Qué puedo hacer para que mi perro ladre menos?

que hacer para que mi perro ladre menos
¡Adiestra a tu perro para que ladre menos!

Hay muchos motivos por los que tu perro ladra, unos positivos y otros negativos, pero cuando lo hace de forma continuada puede convertirse en un problema. ¿Qué puedes hacer para que tu perro ladre menos?

- Anuncio Publicitario -

La mayor parte del tiempo, cuando un perro ladra no resulta molesto para el humano. ¡Es normal, es un perro! Pero a veces puede llegar a ser incómodo, por ejemplo cuando el perro ladra nuestra ausencia de forma prolongada, cuando recibe a extraños que llegan a casa…

En esos casos, entender el ladrido supone identificar la causa de ese comportamiento. Estas pueden ser numerosas y variar según el perro. Para disminuir los ladridos, sin utilizar un método coercitivo basado en el castigo, es necesario con frecuencia estudiar la causa.

Puede haber numerosas causas de ladrido excesivo; he aquí algunas de las más frecuentes:

    • Ladrido por frustración o aburrimiento: es una de las causas más frecuentes y suele ser la que hace ladrar al perro cuando está solo. El perro es un animal muy activo y con frecuencia no sabe adaptarse a nuestro modo de vida, especialmente ante el hecho de dejarlo solo durante todo el día. Cuando sus necesidades sociales y de actividad no están satisfechas, lo manifiesta a través de sus ladridos llenos de energía. En este caso, es el signo de un potencial malestar del animal.
    • Ladrido por hiperexcitación: los perros que no saben gestionar sus emociones pueden aumentar rápidamente su excitación y volverse muy ladradores. Esto se puede ver cuando están jugando o cuando te dan la bienvenida. Enseñarle a controlar su emotividad (con una recompensa) es un modo de paliar esa emoción tan ruidosa.
    • Ladrido por aprendizaje: muchos perros se comunican mucho a través de sus vocalizaciones. Les basta constatar qué les aportan (tu atención, por ejemplo) para que las utilicen. Es un aprendizaje latente que, a menudo, es independiente de nuestra voluntad. Por ejemplo, el perro que ladra a alguien por la calle simplemente por aburrimiento y que constata nuestra intervención inmediata, puede aprender a llamar nuestra atención ladrando.
    • Ladrido por miedo: el perro puede reaccionar a los ruidos exteriores (tormentas, obras…) o, simplemente, manifestar su ansiedad, miedo o pánico a través de sus ladridos cuando siente el peligro.

Barking Bad Dog GIF by Nat Geo Wild  - Find & Share on GIPHY

- Anuncio Publicitario -

¿Cómo enseño a mi perro a dejar de ladrar?

Existen múltiples técnicas que se pueden adaptar en función del animal. He aquí un método que permite enseñar a ladrar y a estar en silencio:

  • Primera etapa: enseñar a ladrar

Se trata de aprovechar un ladrido espontáneo de tu perro y asociarlo a la orden “ladra” dándole una recompensa inmediatamente. A menudo es eficaz acompañar la orden vocal con un gesto de la mano. Puede ser necesario interrumpir este ejercicio varias veces para que el perro reaccione perfectamente a la orden de “ladra”. Una vez que ha asimilado bien la orden, se pueden espaciar las recompensas para disminuirlas.

  • Segunda etapa: enseñar el silencio

Una vez que tu perro sabe ladrar cuando se lo pides, puedes provocar una serie de ladridos e interrumpirlos bruscamente con la orden de “silencio” (o “stop”, no importa cual sea la palabra mientras se utilice siempre la misma). Naturalmente, cuando tu perro para el ladrido, lo recompensas inmediatamente. De la misma forma que reforzabas el ladrido con la orden “ladra” en la primera etapa, aquí se refuerza el hecho de parar de ladrar con la orden “silencio”.

Existen otros métodos, como el aprendizaje del “no” (para parar cualquier acción del perro), o las desviaciones (pedir al perro otra cosa a través de una orden que le es conocida y que le va a distraer y hacer parar los ladridos, y que nosotros recompensaremos).

- Anuncio Publicitario -

Lo importante es proceder de manera clara y comprensible para el perro. No descartes pedir la ayuda de un educador canino para que te haga una buena demostración.

Escrito por: Dr Stéphane Tardif
Médico veterinario y redactor de Wamiz

Leer también: 7 señales de que estás listo para tener otro perro

Periodista, apasionada del arte, enganchada a las redes sociales y enamorada de los animales. ¡Puedo pasar horas viendo vídeos de gatetes en internet!