¡Qué hermoso! Este perro lleno de tumores recibe una entrega especial y una segunda oportunidad

Ofbakische, conocido como Offy entre amigos, es un pastor alemán de 13 años de edad que presenta dificultades médicas y algunos tumores a lo largo de su cuerpo.

- Anuncio Publicitario -

Después de rechazar comida, el veterinario sugirió sacrificarlo y sus dueños sabía que no le quedaba mucho tiempo, así que querían hacer algo especial para aprovechar al máximo el tiempo que le quedara.

Decidieron llevarlo a su lugar favorito una última vez, cerca del río, así que su humana, Lynn, contactó al grupo canino Fur Angel Blessing Blanketeers para pedir un poco de ayuda adicional.

La respuesta del grupo conmivió a Lynn, pues Linda Nadeau, quien forma parte de los Blanketeers, se ofreció para elaborar una manta para Offy.

El grupo hace esto en caso de que las mascotas estén enfermas, hayan sido maltratadas o moribundas, pero Offy fue un caso especial.

Dado que el perro vivía a una hora de la sede de la institución, Linda entregó la manta en persona a Offy, visitarlo y rezar por él.

- Anuncio Publicitario -

El esposo de Linda tuvo que conducir durante todo el viaje porque ella no pudo dejar de llorar en el camino.

Cuando llegaron a la casa de Offy, Linda puso la manta en el cuerpo del perro, lo acarició y comenzó a rezar para pedir que experimentara comodidad y sanación.

Tras la experiencia, Linda declaró: “Fue una experiencia abrumadora, emocional y espiritualmente”.

- Anuncio Publicitario -

Lynn, la mamá de Offy, también se emocionó al ver el dulce encuentro y quedó muy agradecida con Linda por todo lo que hizo por su perrito.

El grupo ha enviado cientos de mantas al mes a otros perros, gatos e incluso caballos y cerdos.

Los Blanketeers afectan de manera positiva la vida de estos preciosos animales, pues se dan cuenta de que podrán vivir una vida diferente, en lugar de identificarse como animales enfermos o maltratados, dándoles esperanza, amor y comodidad para sobrevivir.

Casi un año después de recibir la manta, Offy está empezando a comer como lo hacía y parece estar mucho más feliz. Lynn y su prometido agradecen todos los momentos que han podido disfrutar con Offy desde entonces.