Se enamoraron y los separaron, pero el destino intervino para reunirlos…

Así como dos humanos pueden formar un vínculo especial, los perros también son capaces de hacerlo. Un perro mayor llamado Caesar y una cachorra de nombre Saskia se enamoraron, pero tuvieron que separarlos. Sin saber si se verían de nuevo, sus corazones se rompieron.

- Anuncio Publicitario -
Tin Can Town
Tin Can Town

Antes de conocerse, la pareja vivía en diferentes partes de Blikkiesdorp, un township (área reservada para gente de color) en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. La vida en Blikkiesdorp no es lujosa; algunas de las personas más pobre de la ciudad viven en el área, repleta de violencia entre pandillas. Es un lugar muy peligroso.

Tin Can Town
Tin Can Town

Tres mujeres de la localidad, Rosie Kunneke, Dinielle Stockigt y Clarina Hanekom, querían hacer algo por los animales que veían sufrir en Blikkiesdorp, por lo que fundaron Tin Can Town, una organización que ofrece servicios animales que salvan la vida de los perros y gatos. La organización castra y esteriliza, ofrece cuidado veterinario y comida. Atienden las 24 horas de cada día y siempre están dispuestos a darle una mano a un animal que la necesite.

Tin Can Town
Tin Can Town

Un día, Kunneke se encontraba en medio de unos de sus días de apoyo en la comunidad cuando se encontró a Caesar. Desde ese momento, siempre que el perro escuchaba el auto, corría a saludar, pues vivía con una pareja en una choza cercana. El perro estaba muy delgado, así que siempre le llevaban comida y le brindaron cuidado veterinario.

Tin Can Town
Tin Can Town

Sus humanos se separaron y Caesar se quedó con la mujer, quien no lo cuidó como debió. Un día, los niños del vecindario le arrojaron rocas, lesionando su nariz y su cabeza. Dado que el perro ya tenía diez años de edad, Kunneke temió que no viviría mucho más si se quedaba en ese horrible lugar, así que se lo llevó para cuidar de él.

- Anuncio Publicitario -
Tin Can Town
Tin Can Town

Mientras tanto, una cachorrita de cuatro meses llamada Saskia, que vivía en un lugar cercano en Blikkiesdorp, también necesitó ayuda. Estaba muy desnutrida y presentaba gastroenteritis. Era muy importante que recibiera atención médica de inmediato. Una vez que su salud mejoró, la quisieron llevar con sus dueños, pero al llegar solo encontraron un lote vacío. Claramente los humanos dieron una dirección falsa porque no querían a la cachorra.

Tin Can Town
Tin Can Town

Saskia eventualmente terminó en el hogar temporal donde estaba Caesar. Su encuentro fue amor a primera vista, se volvieron inseparables y se seguían a todos lados. Jugaban juntos, comían juntos y hasta dormían en la misma cama.

Tin Can Town
Tin Can Town

Finalmente llegó la hora de que Caesar encontrara un hogar permanente. Una pareja retirada en Cuidad del Cabo le dio más amor del que había recibido en su vida. Aunque Caesar estaba feliz por su nuevo hogar, tuvo que dejar a su mejor amiga atrás.

Tin Can Town
Tin Can Town

Saskia estaba descorazonada sin Caesar. A medida que pasaba el tiempo, se deprimía más y no quería ni jugar; solo se quedaba en su cama, donde solía dormir con Caesar. Siempre parecía recorrer la casa buscándolo, sin saber dónde se había ido. Intentaron buscar una familia que la quisiera, pero no tuvieron éxito.

- Anuncio Publicitario -
Tin Can Town
Tin Can Town

Un par de meses después, los padres adoptivos de Caesar se comunicaron con Tin Can Town buscando un amigo para Caesar, diciendo que el perro parecía estar deprimido y querían buscarle compañía. Como si fuera el destino, Saskia aún buscaba un hogar, así que la llevaron con su amigo Caesar y se reconocieron al instante. Movían sus colas, se llenaban de besos y volvieron al viejo hábito de dormir en la misma cama.

Tin Can Town
Tin Can Town

Sabían que tenían que adoptar a Saskia para que siempre estuvieran juntos y felices. ¡Desde entonces son inseparables! Siempre resulta maravilloso ver perritos rescatados encontrar un hogar permanente, pero lo que le pasó a estos dos es especialmente conmovedor.

Se_enamoraron_y_los_separaron-11