Todo el mundo ignoraba a esta perrita, pero un par de golosinas cambiaron su vida

Los detalles más pequeños pueden hacer una gran diferencia.

Crispy es una perrita callejera que vivía en un mercado. Las personas usualmente la ignoraban, a pesar de que necesitara ayuda de manera urgente. Un hombre la vio y decidió no dejar que sufriera más. Gracias al poder de un par de bocadillos, mucho amor, ternura y cuidado, la vida de Crispy cambió por completo.

Rescue Patrol se hizo cargo y juró no dejar que esta cachorrita pasara una noche más en la calle. Después de ganarse su confianza con comida, Crispy comenzó el largo camino hacia su reucperación y ya está lista para encontrar su hogar permanente.

- Anuncio Publicitario -

FUENTEBarkpost