Un gato encuentra una cama muy cómoda, y sin querer se convierte a sí mismo en el niño Jesús.

Esta fotógrafa caminaba hasta la estación del tren con su novio, y sin saberlo se cruzó con la escena de la natividad más graciosa que había visto en su vida. Este viejo gato pensó que la cesta redonda que sostenía al niño Jesús se veía muy cómoda.

El gatito decidió acostarse en ella para dormir la siesta, y se sentó justo encima del niño Jesús, rodado por María y José. ¡Jajajaja qué gato tan inteligente! ¡Un lugar cálido para dormitar! “Casi muero de la risa… o estaba invadiendo su espacio, pero no podía dejar pasar un momento como ese” dijo ella.

El gato tiene pinta de ser un pequeño gruñón, pero no puedes evitar reírte y amarlo. Mira el video:

- Anuncio Publicitario -

¡Qué gatito tan inteligente! ¡COMPARTE este video con tu familia y amigos en línea! ?

- Anuncio Publicitario -